Reto 3 días 3 citas: día 2

¡Hola lectores!

Ya estamos en el segundo día del reto de las frases, para aquellos que no sepan de lo que hablo, pueden revisar mi publicación anterior, estuve pensando bien cuál frase de cuál libro me gustaría publicar y luego de un tiempo analizándolo bien, me decidí por la siguiente:

“Uno puede llegar a preocuparse muchísimo, pero a partir de ahí uno deja de hacerlo. Cuando nada puede ir peor, salvo que te maten, o bien te quitan de en medio o las cosas comienzan a ponerse mejor.”

Y está tomada del libro “La noche a través del espejo”, del escritor Fredic Brown, si aun no han leído ese libro, entonces mi consejo es que lo lean lo más pronto posible, es de esas novelas que deben leer al menos una vez en la vida.

Y mis nominados para hoy son:

Carmen en su tinta

Aslan G

Joel Navarro Vercher

Reto 3 días 3 citas: día 1

¡Hola lectores!

Campanilla feroz me ha nombrado para un interesante y entretenido reto que con gusto empezaré hoy mismo, ya que me gustó en lo que consiste, y además cuando se menciona la palabra “reto” se activa un mecanismo automático en mi interior, ¿qué puedo decir? Me gustan los retos.

Las reglas son las siguientes:

Se tendrá que publicar tres citas de tres libros diferentes cada una, publicando una cita cada día y además en cada publicación se tendrán que nombrar otras tres personas a las que lanzar el reto (¿me quedaron confusas las reglas?).

Así que les presento mi primera frase, tomada de “Cien años de soledad”, de Gabriel García Márquez, un libro que es capaz de combinar a la perfección realismo y fantasía, hasta un nivel en el que es difícil distinguir la línea que separa a ambas.

“El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señarlarlas con el dedo.”

Y mis primeros tres nominados son:

Mercedes Gil Abuelatecuenta

Diana Pinedo Ortega

Aida Aisaya

Recuerdos

La lluvia no le impidió salir, se colocó el abrigo y se dirigió con paso firme hacia el exterior, tenía un devaneo por salir a viajar sin rumbo, le gustaba extraviarse entre las calles de la ciudad, no sabía las razones de ello, pero tampoco era algo que le interesara demasiado.

Esa noche se sentía en especial inquieto, sentía ganas de correr y gritar tan fuerte como sus pulmones se lo permitieran, pero se abstuvo, no quería llamar la atención y aunque bien era cierto que las calles estaban desiertas debido a la lluvia, podía sentir indiscretas miradas a través de las numerosas ventanas.

Se internó en el bosque y fue entonces cuando apresuró el paso, casi podía escuchar una voz en su interior que le indicaba el camino que debía tomar, empezó a sentirse perseguido pero no se dejó distraer, escuchó su nombre y fue entonces cuando todo se le hizo confuso.

Cuando volvió en sí no estaba seguro de lo que había ocurrido, la lluvia ya había terminado y se apreciaban los primeros rayos del sol, estaba agotado, como si hubiera estado corriendo durante horas, no conocía el lugar en donde se encontraba, a su derecha vio un círculo de amapolas y decidió acercarse a ellas, tomó una entre sus manos y aspiró su olor, al cerrar los ojos sintió como sus recuerdos, hace ya tanto tiempo olvidados, se agolpaban en su cabeza, luchando por salir.

Recordó las luchas, los rugidos, el miedo, los sueños, las traiciones, el desierto inmenso y por sobretodo, recordó la terrible sed, dejó caer la amapola mientras en su rostro se vislumbraba una extraña sonrisa, ahora estaba todo claro, había logrado sobrevivir, y era el tiempo de la venganza.

Número de palabras: 286.

Sospechas sobre una conspiración

¡Hola lectores!

¿Saben? Con el paso del tiempo he estado viendo una serie de casualidades que me hacen pensar que mi teoría acerca de que existe una conspiración en mi contra no es tan extraña como podría parecer, pero antes de que decidan llamar a los tipos esos que se pasan el día entero insistiendo en que me ponga una camisa de fuerza, permítanme explicarles mi situación y ya verán que quizás no esté exagerando… bueno, obviamente sí lo estoy haciendo, pero sólo un poco.

Como recordarán si leyeron una de mis últimas publicaciones sabrán que por varios problemas técnicos mi blog estuvo fuera de servicio durante algunos días, luego de bastantes investigaciones, de experimentos de prueba y error que dejaron sin señal de internet a medio continente y de llenar de mensajes el correo del personal de servicio técnico, el problema quedó solucionado y de nuevo estaba feliz de volver a dedicarme a mis publicaciones. Quiero seguir leyendo

La sonrisa

—¿Los gatos sonríen? —preguntó la pequeña niña de ojos azules mientras miraba con curiosidad a su madre.

—Claro que no —respondió la madre ante la extraña duda de su hija.

Al día siguiente la misma pregunta fue hecha y se recibió la misma respuesta, la mujer no le prestó demasiada atención ya que conocía la poderosa imaginación de la pequeña, quien acostumbraba aparecer con dudas algo extrañas, sin embargo, había algo diferente esta vez, ya que su hija parecía en verdad pensativa y preocupada acerca de los gatos y la posibilidad de la sonrisa. Quiero seguir leyendo

Retorno luego de problemas técnicos

¡Hola lectores!

¿Cómo han estado? Con respecto a mi, algo ocupado por la montaña de tareas a la que me enfrento (y a unos días de entrar en período de exámenes) y además he estado haciendo de técnico encargado ya que el blog estuvo fuera de servicio durante algunos días, lo cual me tomó por sorpresa cuando vi que no me era posible visualizar el sitio ni entrar a la web como administrador, en ese instante lo primero que me vino a la mente fue: “Conspiración”, pero haciendo mi paranoia a un lado… por ahora…, sabía que tenía que ver lo que estaba ocurriendo y la manera en la que lo resolvería, así tuviera que usar mis técnicas clásica (¿problemas técnicos? ¡Voy por mi mazo!).

Quiero seguir leyendo

Dos historias de amor

Travesía

—Crucé océanos enfurecidos con olas tan grandes que poco faltó para que el barco quedara despedazado, atravesé los más áridos desiertos, donde la sed era abundante y el agua escasa, luego llegué a las zonas frías, no importaba lo grueso de mi abrigo, mis dientes castañaban y las tormentas de nieve ponían obstáculos a cada minuto, y aún me falta mucho más de qué hablar. Mi travesía fue larga, mi vida estuvo en peligro tantas veces que llegué a perder la cuenta, pero no me arrepiento de ello, ya que vi cosas que pocos han visto, exploré el mundo y sus misterios, llegué a perder parte de mi civilización, lo que me volvió más humano, pero sobre todo, no me arrepiento porque logré cumplir mi misión y pude traer ante ti este tesoro como muestra del amor que he sentido por ti y que seguiré sintiendo hasta el fin de los tiempos —dijo él mientras le mostraba una bolsa. Quiero seguir leyendo

Reflexiones breves

Gatos y afecto

Según leí, cuando un gato frota su cabeza contra una persona u objeto es para una de tres cosas:

  • Compartir sus sensaciones de felicidad.
  • Marcar algo como de su propiedad.
  • Mostrar cariño o agradecimiento.

Así que cuando mi gata se acerca a mí y frota su cabeza en mi pantalón cada que le doy alimento supongo que es su modo de decirme: “Gracias amigo, como muestra de mi gratitud te mantendré como de mi propiedad por más tiempo”.

Quiero seguir leyendo

Participando en concursos literarios

¡Hola lectores!

¿Cómo han estado? Con respecto a mi, he estado bien, esperando que empiecen las lluvias para librarme de este calor que en más de una ocasión me ha hecho considerar entrar un rato en la nevera o irme una temporada a Alaska (lo bueno es que ahora ya tengo una idea aproximada de lo que se siente estar en un horno), además he estado leyendo bastante, la mayoría son libros relacionados con mi carrera pero aún así he estado entretenido.

Hace unos días me llegó por correo un paquete, mis suposiciones de que era un documento que me declaraba heredero de una fortuna multimillonaria fueron rápidamente descartados (igual sigo esperando, mientras no se demuestre lo contrario podría ser el nieto del primo del sobrino de la hermana de algún multimillonario), lo que venía en ese paquete era un libro que yo había enviado para participar en un concurso literario (que consistía en la creación de una novela con temática libre), y que ahora me enviaban de regreso. Quiero seguir leyendo

Sirena enamorada

Sirena enamorada

La hechicera mezclaba sus pociones en un absoluto silencio, había improvisado un laboratorio en la orilla del mar, ella ya poseía un lugar propio pero esta era una excepción, una sirena había logrado ponerse en contacto y le había ofrecido una fortuna a cambio de algo que le permitiera tener piernas y así poder casarse con su amado, quien era un humano.

El pago fue hecho y la poción entregada, pero las sirenas no son como los humanos, por tanto siempre hay una probabilidad de error o de efectos secundarios si no se presta atención a los ingredientes. Quiero seguir leyendo