La noticia se expande

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+50Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

Primer capítulo…      Capítulo anterior…

El ambiente en la empresa estaba agitado, el sitio en cuestión se había mantenido en perfecto equilibrio durante años, cada trabajador era indispensable para su buen funcionamiento y jamás había ocurrido algo como lo de esa mañana, para la mala suerte de los directivos el reemplazo de Daniel se encontraba en un crucero de dos semanas y les tomaría un tiempo hacerlo regresar, mientras tanto no había nadie más que pudiera hacer ese trabajo.

La clienta que tenía cita con Daniel se sorprendió al ver tantas personas en los alrededores y a los reporteros, al acercarse a la recepcionista descubrió lo que estaba ocurriendo, supuso que en un caso así sería Oscar quien estaría a cargo de la investigación por lo que decidió llamarlo pero se encontró con el buzón de voz, así que le dejó un mensaje y esperó a que le regresara la llamada.

—¿Por qué debe pasarme esto justo hoy? —se quejó la clienta.

—Déjeme decirle en nombre de la compañía que lamentamos mucho lo ocurrido y que ya se está trabajando para normalizar la situación lo más pronto posible.

Erika no estaba de humor, no había sido un buen día en la oficina y su jefe se había empeñado en hacerle esa semana lo más difícil posible, la única razón por la que ella no le terminó lanzando la silla era debido a que ya suficientes problemas tenía en el trabajo  (además debido a que la silla era bastante cómoda y no quería perderla).

Mientras esperaba la llamada decidió que lo mejor era poner al corriente a los demás acerca de la noticia, de esa manera todo el grupo se mantendría en alerta en caso de que algo más ocurriera y quizás podría conseguir alguna pista en caso que de alguien supiera algo.

A la mayoría de las personas esta noticia les tomó por sorpresa, pero había alguien que estaba más que enterado del asunto pero que por razones obvias no podía hablar al respecto, el mensaje que le llegó decía lo siguiente:

«¿Puedes creer que algún loco ingresó en la compañía y al parecer secuestró a uno de los empleados? Y justo hoy que tenía una cita importante, te aseguro que si llego a descubrir a quien hizo esto…»

Felipe se quedó viendo el texto mientras pensaba en alguna manera de responder, analizó con cuidado las palabras que usaría, mientras tanto, Daniel estaba a algunos pasos de ahí tratando de asimilar su nueva realidad a la vez que se preguntaba si no había tomado alguna decisión demasiado apresurada.

«Increíble, ¿a dónde irá a parar este mundo?» Escribió Felipe a modo de respuesta, luego se quedó sonriendo mientras se preparaba para lo que estaba por venir, el juego acababa de empezar y las cosas estaban por volverse interesantes.

Continuará…

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+50Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

6 Respuestas

  1. Oscar Ryan 30 Noviembre, 2015 / 3:58

    La cosa esta muy interesante Felipe.
    Muy bueno. Estoy intrigado por lo que hara mi/tu personaje…Jajajaja.
    Un abrazo.

  2. Mirta 30 Noviembre, 2015 / 16:33

    Cada vez se pone mejor!! :-)) Que tengas una hermosa semana Felipe!!! Un abrazo

  3. Erika Martin 30 Noviembre, 2015 / 16:54

    Te aseguro que fue un día de auténtica locura en la oficina, Felipe… esa noticia … y el jefe dando la lata, como siempre. No lancé la silla por los aires porque pesa y con los tacones podía perder el equilibrio 😉
    Me has dejado con la intriga, amigo. Espero la continuación.
    Un super abrazo

    • Felipe Rodríguez 6 Diciembre, 2015 / 22:06

      Bueno, se salvó el jefe de ser atacado por esa silla ja ja ja
      Ya pronto estará lista.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *