Sobre blogs e ilustraciones

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook2Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

¡Hola lectores!

Como les comenté en una de mis últimas publicaciones, el día de hoy les hablaré sobre las ilustraciones en el blog, ¿son necesarias? ¿Qué opciones tienen los bloggers que están empezando? ¿Cuales son los pro y los contra de cada opción? ¿Cuantas locuras seré capaz de escribir en esta publicación? Estas y más preguntas serán respondidas el día de hoy, así que los invito a seguir leyendo.

Empecemos por lo básico, ¿un blog necesita de imágenes? Bueno, aunque es cierto que eso ya depende de los gustos de cada quien, mi opinión es que las ilustraciones siempre vienen bien ya que le dan un toque que cuando es oportuno, ayuda a mejorar tu publicación.

Ahora bien, no estoy diciendo que sea algo imprescindible porque he conocido blogs que jamás han usado imágenes y no les ha afectado en lo absoluto así que tampoco lo vean como algo de vida y muerte, sin embargo, supongamos que han decidido que ustedes desean añadir ilustraciones y tomaron la resolución de no atarse los cordones de los zapatos hasta que vean cumplida esa misión, es entonces cuando cabe hacerse la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las opciones?

Antes de proseguir quiero hacer una aclaración, puede que alguno piense que lo de las imágenes no es difícil, cuestión de buscar alguna que se vea interesante y hacer la milenaria técnica de copiar/pegar y problema finalizado, pero eso sería un error, ya que en ese caso entre en juego un interesante término conocido como “copyright” o “derechos de autor”, cuya función es de asegurarse de proteger la propiedad intelectual de todas aquellas personas que suben sus creaciones a la web.

Para no alargar mucho esta parte, ya que es algo que da material suficiente como para abarcar toda una publicación, sólo diré que en caso de pasarse por alto los derechos de autor y decidir usar cualquier imagen al azar, estas podrían ser algunas de las posibles consecuencias:

  • Demandas
  • Desaparición
  • Calvicie prematura
  • Aparición de fantasmas y/o abogados a la media noche
  • Paranoia leve o intermedia
  • Tics nerviosos
  • Ser llevado al área 51 3/4
  • Que te señalen mientras caminas por las calles
  • Olvidar la tabla del 9

Usar bancos de imágenes gratuitas

Ahora que vimos muy brevemente las razones por las que no es buena idea la milenaria técnica de copiar/pegar, pasemos a las opciones menos arriesgadas y para ello empecemos con los bancos de imágenes, que son sitios web en donde pueden encontrar ilustraciones que puedes usar de manera gratuita a cambio de que detalles en tu blog el siio de su procedencia.

Pro:

  • Es gratis.
  • Hay una cierta variedad.
  • Hay varias webs que ofrecen este servicio así que puedes elegir la que más te convenga.

Contra:

  • Pueden ser algo limitados.
  • Debes asegurarte de los permisos que ofrecen así como de las condiciones, las cuales pueden variar.

Comprar ilustraciones de un banco de imágenes

Puede que la opción gratuita te resulta muy limitada,  en ese caso se puede pasar al plan B e ir a los sitios de pago, que a cambio de un pago (que puede ser por suscripción o por ilustración) te permiten usar de manera legal las imágenes.

Pro:

  • Las ilustraciones están hechas por un profesional.
  • Te ahorras trabajo ya que tu única tarea sería elegir tu preferida.
  • Puedes encontrar una amplia galería de imágenes para la mayoría de los gustos y necesidades.

Contra:

  • A pesar de la gran cantidad de imágenes que pueden haber, hay una posibilidad que no logres encontrar alguna con la que te sientas totalmente a gusto.
  • Cuesta dinero, claro, los precios pueden variar, hay opciones que son excelentes (si tienes el dinero…) pero el detalle es que si están comenzando y tienen un presupuesto limitado de… digamos… nada, entonces lo mejor es que no hagan este tipo de inversiones hasta después de  un tiempo y sólo si lo consideran necesarios.
  • Si el sitio no están ordenadas de manera apropiada o no se encuentran clasificadas, entonces tendrás que ir buscando una imagen a la vez y eso puede tomar bastante tiempo.
  • Debes informarte bien de la autorización que te brindan ya que en caso de confusiones o malentendidos podrías tener problemas en un futuro.

Pedirle a un profesional que haga ilustraciones a tu gusto

Imaginemos que un banco de imágenes no es para ustedes, quizás se sientan limitados (a pesar de que hay una enorme cantidad de ilustraciones disponibles) y que sientan que quieran algo más personal, no hay de qué preocuparse, pueden encontrar una enorme cantidad de ilustradores profesionales que a cambio de un pago harán el trabajo por ustedes.

Pro:

  • Imágenes a tu gusto.
  • Se adaptan a tus escritos ya que especificas qué es lo que quieres.
  • Le da un toque único a tu blog ya que sólo el tuyo tendrá esas imágenes (algo que no ocurre con los banco de imágenes).

Contra:

  • Al igual que la anterior, cuesta dinero (que sí, que no todo en este mundo es dinero, pero es que todos necesitamos comer).
  • Debes revisar bien el acuerdo y leer la letra pequeña para evitarte futuros malentendidos o problemas.
  • No siempre se llega a un buen acuerdo, ya que muchas veces no logramos expresarnos con la suficiente claridad y además ya que cada persona es un mundo, quizás tu le des una definición de lo que quieres pero recibes algo totalmente distinto.
ilustración de una hamburguesa

Quizás si se cierran los ojos parezca una hamburguesa…

Encontrarse un amigo ilustrador

Llegados hasta aquí puede que alguien diga: “Oye, que casualmente el primo del sobrino del vecino de un amigo que es amigo de mi amigo que es nieto del hermano del que vende queso es experto en ilustraciones y que de seguro me puede ayudar con eso.” Y es que si conoces a alguien que sepa del tema y si ese alguien es familia, amigo, conocido, colega de trabajo o te debe dinero, entonces podrían llegar a un buen acuerdo.

Pro:

  • ¡Es posible que sea gratis! (haciendo énfasis en “posible”).
  • La persona te conoce desde hace algún tiempo así que entenderá con más facilidad tus gustos a la hora de crear las ilustraciones.
  • Hay cierta confianza, así que cuando algo no te gusta puedes decírselo con calma, aunque claro, siempre manteniendo la cortesía y con mucha sutileza.
Opinando sobre una ilustración

Soy el maestro de la sutileza

Contra:

  • Como hay confianza, también es posible que te termine cobrando el triple.
  • En caso de problemas personales podrías quedarte sin ilustrador.
  • Si a la persona le ocurren situaciones de último minuto (enfermedad, trabajo extra, exámenes, viaje a otro país, secuestro extraterrestre, desaparición dentro de un agujero de gusano, viaje interdimensional, ganarse la lotería, etc.) entonces te quedarás sin ilustrador de manera temporal.

Hazlo tu mismo

Puede que muchos digan “¿Saben qué? Creo que probaré suerte con mis propias ilustraciones”, de todas formas, quizás tengan un lado artístico que no conozcan o puede que sí lo conozcan y en ese caso es todavía más sencillo iniciar con el proyecto.

Pro:

  • Tus ilustraciones son totalmente a tu gusto y sólo se verán limitadas por tu imaginación y práctica.
  • Adquirirás práctica realizando ilustraciones.
  • Conseguirás un toque aún más personal en tus publicaciones.

Contra:

  • Si nunca antes lo has hecho, puede que debas practicar un poco primero
  • Necesitarás de un tiempo extra para preparar tus ilustraciones, en caso de que uses fotos el tiempo puede ser menor, pero si son gráficos, entonces según la complejidad de los mismos puede que te lleve desde unos cinco minutos, hasta varias horas.
  • Al igual que el caso anterior, en caso de que te ocurra alguna situación de último momento que ya no te de tiempo para las ilustraciones, te quedarás, al menos de manera temporal, con un blog sin imágenes.

Así que como pueden ver, hay toda una serie de opciones para elegir, sólo es cuestión de que vean cual es la que mejor se adapta a sus gustos y necesidades; y una vez dicho eso, sólo me queda despedirme por ahora, pero no sin antes recordarles lo siguiente: si empiezas a sentirte perseguido o escuchas ruidos de pasos o voces extrañas, preocúpate y asegúrate de que no estés infringiendo el copyright, no vaya a ser que estés siendo atormentado por un abogado…

¡Hasta luego!

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook2Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

4 Respuestas

  1. María 25 julio, 2016 / 3:04

    Una entrada muy útil. Yo al principio hacia eso qeu no se debe hacer, el copia y pega de cualquier sitio. Pero aprendí la lección a base de leer sobre el tema y ahora uso una página gratuita donde encuentro las imágenes que quiero. La verdad es que es limitada, y a veces no encuentro exactamente lo que busco. Pero pienso que en realidad lo que busco es que la gente me lea, no que descubra las fotos.
    Un besillo.

    • Felipe Rodríguez 27 julio, 2016 / 21:23

      Muchas gracias.
      Ese es un excelente punto, lo principal es la publicación, con un contenido interesante la gente disfrutará del blog, aun si las imágenes consisten en figuras hechas de palos… o al menos eso dicen…
      Un abrazo.

  2. Aslan 2 agosto, 2016 / 11:20

    Muy buena entrada.
    Además de ser útil, es obvio que las ilustraciones que has hecho como creador del post aclaran los puntos a la perfección… ¿quién podría no ver la hamburguesa y al niño que se la está comiendo en el cuadro?.
    En fin… así es el arte abstracto, muy buen blog. Voy a dar más vueltas que un trompo por los post jajaja.

    • Felipe Rodríguez 3 agosto, 2016 / 22:09

      Muchas gracias.
      Exacto, lo que pasa es que las líneas confunden y por eso es algo difícil de ver, pero el niño comiendo la hamburguesa se ve en el cuadro.
      Que bien, espero que te la pases bien en el blog y con los artes abstractos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *