El último día de vacaciones

¡Hola lectores!

En estos momentos me arden los ojos, me duelen los pies, tengo hambre, sueño, sed, dolor de cuello y considerando seriamente tomarme unas vacaciones en una isla tropical, eso sólo puede significar una cosa, que en la ferretería en la que trabajo se inició la temporada de inventario y que pasaré las próximas semanas trabajando en pasar a la computadora el registro completo de los productos (claro, una vez que los haya contado), aunque la verdad no me quejo ya que si lo hago me quedo sin paga al menos será un buen ejercicio.

Justo ayer estaba pensando en que era mi último día libre antes de que iniciara la temporada más pesada del año cuando yo apenas me estaba acostumbrando a mis ya tan esperadas vacaciones (me tomé una semana libre), eso me llevó a pensar en la manera en la que muchos de nosotros ocupamos nuestro último día de descanso. Quiero seguir leyendo

La milenaria técnica de las ventas

¡Hola lectores!

¿Cómo han estado? ¿Qué tal todo? Con respecto a mi, estoy bastante bien, aún sigo sin ser enviado en ningún barco con rumbo hacia Alaska, lo que es algo que agradezco bastante, además que luego de una detenida investigación acerca de imágenes con licencia Creative Commons y su uso correcto, me alegro de poder decir que a partir de ahora mis publicaciones incluirán una que otra imagen en las que obviamente les daré todo el crédito a sus respectivos autores.

El día de hoy hablaré acerca de las técnicas de ventas que existen, la manera en la que los vendedores usan ciertas frases a su favor, algunas de las cosas que dicen o aquellas que no deberían decir bajo ninguna circunstancia (pero que igual usa uno que otro vendedor inexperto).

Quiero seguir leyendo

Tu primer empleo

¡Hola lectores!

En la publicación del día de hoy, estaré hablando de ese momento único como es ir a tu primer empleo, ese momento en que pasas a formar parte de la sociedad económicamente activa, cuando una vez terminados tus estudios, es hora de demostrar lo que has aprendido para llevarlo a la práctica.

Es verdad que a lo largo de nuestra vida encontraremos posiblemente una amplia variedad de empleos, sin embargo, ninguno será igual a ese primer empleo, o para ser más exactos, a esa sensación que te acompaña durante los primeros días o incluso semanas durante las cuales no estás del todo seguro de lo que estás haciendo y empiezas a adaptarte mientras esperas no destruir nada durante el proceso.

Quiero seguir leyendo