Como controlar el estrés

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+74Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

¡Hola lectores!

Nota: Entrada publicada originalmente el 17 de Noviembre del 2013 y actualizada el 11 de Julio del 2015.

En esta ocasión hablaré acerca de algo por lo que todos hemos pasado al menos una vez, imagina la siguiente situación: Has tenido un largo día, la alarma no sonó en la mañana así que en contra de todo desafiaste las leyes de la lógica y te alistaste en cinco minutos, al salir comenzó a llover y no lograste encontrar un taxi (en caso de tener un auto, descubres que se te desinflaron las cuatro llantas y te quedaste sin gasolina) así que tuviste que irte corriendo hasta la oficina, una vez que llegas el sol vuelve a salir y hasta un arco iris aparece pero no hay tiempo de apreciar esa ironía del clima ya que debido a que llegaste tarde a la oficina te encuentras con tu jefe que te reclama tu impuntualidad y descubres que debido a ello decidió vigilarte durante el resto del día y es ahí es cuando te alegras de que las miradas no puedan matar, luego de varias horas llenas de discusiones, malentendidos, la desaparición misteriosa de alimentos y una lesión leve cuando una oveja enfurecida intentó atacarte (no importa cuanto tiempo pase, quizás siempre te preguntes qué hacía una oveja en la sala de descansos), al final puedes llegar a tu casa, en donde descubres que por error han cortado tu suministro de agua y luz, pero no hay problema, todo será solucionado dentro de 3 días ya que se aproxima un fin de semana largo y no trabajarán durante esos días.

¿Cómo definirías en una sola palabra una situación así? Quizás se te ocurra algo como «estresante», o quizás algo como «Un día con muy mala suerte y no importa si esta definición es de más de una palabra ya que luego de pasar por todo esto al menos tengo derecho de hacer definiciones de más de una palabra».

Con el estrés el cuerpo entero entra en modo de acción (por decirlo de alguna manera), el corazón se acelera, la adrenalina te recorre el cuerpo, los sentidos se agudizan, el cerebro trabaja más deprisa, tu tiempo de reacción se reduce; en ese estado puedes realizar fácilmente cosas que no podrías lograr en estado de relajación, además tu productividad puede aumentar, así que un poco de estrés es excelente en algunas circunstancias para realizar un mejor trabajo.

Por lo general el estrés surge cuando ocurre una situación no esperada o cuando empiezas a sentirte bajo presión (un buen ejemplo podría ser enterarte de que debes terminar un reporte de 50 páginas y que tienes sólo diez minutos para hacerlo), es bueno siempre y cuando no dure demasiado, si la causa de estrés desaparece luego de algún tiempo prudencial de un par de minutos, horas o máximo un par de días, entonces todo vuelve a la normalidad y no debes preocuparte por las consecuencias negativas del estrés.

Pero si te mantienes constantemente estresado, es entonces cuando empiezas a notar algunos cuantos cambios debido a que el cuerpo no es capaz de resistir demasiado tiempo en estado de alerta, se va cansando y es entonces cuando aparecen los síntomas, entre ellos:
  • Fatiga: En estados extremos podrías llegar a quedarte dormido de pie.
  • Problemas para dormir: Toda la noche despierto debido a que los problemas no te dejan descansar (y quizás también tiene que ver con las diez tazas de café que te tomaste hace poco).
  • Dificultad para concentrarse: Esas malvadas moscas que insisten en pasar frente a ti y que no te dejan prestar atención a lo que los demás dicen.
  • Irritabilidad: Evita mantenerte cerca de cosas que se rompan con facilidad.
  • Problemas de memoria… creo… la verdad no lo recuerdo…
  • Puedes enfermarte con mayor facilidad: Tu sistema inmunológico se deteriora (apuesto que algunos no esperaban que dijera algo con sentido ya llegados a este punto).
Para prevenir todo esto, es muy importante tener al menos un método para controlar el estrés, así que te daré cinco sugerencias, y te invito a intentarlas todas para ver cuál de todos ellos te resulta mejor.

  • Meditar: Solo debes buscar un lugar tranquilo, cómodo y silencioso, sentarte, cerrar los ojos y olvidar los problemas mientras dejas la mente totalmente en blanco, hazlo durante unos diez o veinte minutos, algunas personas pueden quedarse dormidas alcanzar el estado de meditación profunda mientras hacen esto.
  • Escuchar música: Es una excelente herramienta contra el estrés, te ayuda a subir los ánimos y a ver las cosas con más optimismo, claro, eso siempre y cuando escuches las canciones adecuadas, ya que hay algunas que te pueden hacer sentir peor, desde tristeza hasta unos deseos extremos de quemar todos tus informes y bailar alrededor de las cenizas, en casos así es mejor que te mantengas alejado de la música.
Música para el estrés

photo credit: Chords via photopin (license)

  • Pasar tiempo con familiares o amigos: De preferencia con personas optimistas y con buen sentido del humor, así te diviertes y te relajas al mismo tiempo, incluso puedes conseguir algún consejo oportuno o alguna ayuda inesperada mientras estás con ellos.
  • Practica algún pasatiempo: Eso ayuda a que tu mente piense en otras cosas y eso logra aliviar el estrés, existen pasatiempos de todo tipo (posiblemente hable de ellos en un futuro cercano), recomiendo bastante que sea uno que ayude a relajarte y a hacerte sentir mejor, para aclararlo, cosas como pintura o música son consideradas relajantes, actividades como paracaidismo o nado con tiburones quizás… sólo quizás… no sean lo más oportuno para ti.
  • Caminar: Simplemente sal y camina lentamente durante un rato, concéntrate en los sonidos de la calle (excepto por los autos, gritos y cosas similares), siente el viento, fíjate en los detalles que te encuentras por el camino como por ejemplo las personas, las casas, la acera, las calles, los autos, el cielo, los árboles, quizás por ahí algún maletín lleno de dinero (se vale soñar mi amigo), etc.  Puedes ir sin rumbo fijo o dirigirte a algún lugar que sea de tu agrado y en donde te sientas a gusto.
Espero que algunos de estos métodos te ayude a controlar el estrés, puedes comentar cual de ellos te funcionó mejor, si te gustó esta publicación puedes compartirla usando los botones de más abajo, recuerda siempre tratar de mantenerte en un estado relajado y si llegas a tener un día como el que describí al inicio de la entrada, quizás sea buena idea meditar, escuchar canciones que te relajen y por sobretodo mantenerte alejado de floreros, adornos de vidrio y cosas similares; te deseo un buen día y me despido por ahora.

¡Hasta luego!

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+74Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

10 Respuestas

  1. marigem 13 Julio, 2015 / 1:08

    Qué buen post. Yo he tardado bastante en aprender a controlar el estrés pero poco a poco lo he ido logrando. Algunas cosas de las que pones no las hago así que las pondré en práctica. Un abrazo.

    • Felipe Rodríguez 14 Julio, 2015 / 19:44

      ¡Muchas gracias! Es que el estrés varias veces nos afecta más de lo que queremos, que bien que lo vayas logrando
      Te deseo mucho éxito, luego si quieres puedes comentar cual de las técnicas te dio mejores resultados.
      Un abrazo.

  2. Erika Martin 24 Julio, 2015 / 15:43

    Buenos consejos, Felipe.
    A mi me va bien el de hacer deporte porque así me despejo y me canso, lo que me facilita conciliar el sueño y dormir como un bebé 😉
    Un abrazo

    • Felipe Rodríguez 25 Julio, 2015 / 22:20

      ¡Muchas gracias!
      Excelente técnica, el deporte ayuda a relajar la mente ya que te mantiene alejada de tus preocupaciones y te aseguras una buena noche de sueño.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *