El secreto

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook3Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

—Espera —dijo el anciano—, no me lleves.

—¿Por qué no?

—Si me dejas vivir te contaré un secreto.

—¿Contarme un secreto? No me insultes, soy la muerte, tan vieja como la humanidad, lo sé todo.

—¿Si te digo algo que no sepas me dejarás ir?

—Lo prometo.

—Acércate y te lo diré.

En el instante en que la muerte se acercó, el anciano le arrebató la guadaña y le cortó la cabeza, había acabado con su enemiga.

Él no murió, desde entonces se volvió la muerte, trabaja eficientemente y se asegura de no dejarse engañar por la curiosidad.

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook3Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

20 Respuestas

  1. Federico Rivolta 21 mayo, 2015 / 0:33

    Nadie se salva de la curiosidad ni de la muerte.
    Atrapante y muy original, Felipe.
    Un abrazo.

  2. Edgar K. Yera 21 mayo, 2015 / 5:42

    Engañar a la muerte con la curiosidad, acabar con ella con su propia arma y convertirse en ella. Original, un cántico a la imaginación humana.
    Saludos, compañero.

    • Felipe Rodríguez 21 mayo, 2015 / 22:23

      Un plan fríamente calculado que tuvo éxito.
      ¡Muchas gracias!
      Saludos compañero.

  3. anita 21 mayo, 2015 / 7:31

    Simplemente excelente!!!

  4. Mercedes Gil 21 mayo, 2015 / 7:37

    Qué esperanza para toda la humanida… Ya veo a todos pensando un acertijo para que la muerte entregue su guadaña.
    Excelente, me ha gustado mucho. Un abrazo

    • Felipe Rodríguez 21 mayo, 2015 / 22:25

      Pues no perdemos nada con intentarlo, quizás resulte ja ja ja
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

  5. Ana Lía Rodríguez 21 mayo, 2015 / 13:49

    Muy bueno Felipe. Tienes que leer las historias del hombre más pícaro del mundo, Pedro Urdemales. Le descubrí hace años en Chile y es divertido. Tu micro tiene un toque 🙂 Muy ingenioso, un abrazo

    • Felipe Rodríguez 21 mayo, 2015 / 22:29

      Gracias, y gracias por la recomendación, buscaré sus historias 😀
      Es que con astucia muchas cosas son posibles, el anciano del relato es la prueba misma ja ja ja
      Un abrazo.

  6. Alejandro S. Solís 21 mayo, 2015 / 16:15

    Muy bueno Felipe.
    Había escuchado “la curiosidas mató al gato”, pero nunca “la curiosidad mató a la muerte”. Matar a la muerte, eh.
    Muy bueno 🙂

    • Felipe Rodríguez 21 mayo, 2015 / 22:31

      Muchas gracias.
      Hasta la muerte debe ser precavida en ese aspecto ja ja ja
      Gracias 🙂

  7. Julia C. 21 mayo, 2015 / 16:57

    Muy bueno, Felipe! Dice el refrán que más sabe el diablo por viejo que por diablo, y parece que también sabe más el viejo que la muerte. Muy original, me ha gustado mucho 🙂

    Un saludo!

    • Felipe Rodríguez 21 mayo, 2015 / 22:32

      ¡Muchas gracias! Así es, le resultó bastante bien su plan.
      Que bien 🙂
      ¡Saludos!

  8. Jotape 22 mayo, 2015 / 14:53

    Me ha encantado. Corto, conciso, directo y espeluznante!!
    Con la piel de gallina me has dejado!!
    Un saludo.

    • Felipe Rodríguez 22 mayo, 2015 / 21:47

      ¡Muchas gracias!
      Menos mal que el anciano logró salvarse, aunque al final tuvo que quedarse con el trabajo de su enemiga.
      Saludos.

  9. Skuld 23 mayo, 2015 / 1:08

    Más sabe el diablo por viejo que por diablo. Muy bueno.
    Abrazo!!!

    • Felipe Rodríguez 23 mayo, 2015 / 22:28

      Muy cierto, nunca hay que subestimar el poder de la experiencia.
      Gracias.
      ¡Un abrazo!

  10. Ricardo 24 mayo, 2015 / 10:13

    Y la curiosidad mató al ga… oh, espera… La curiosidad mató a la muerte. Magnífico revisión de este dicho. Divertido micro. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *