La primera cita (Parte 2)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

¡Hola lectores!

Antes que nada quiero agradecerles a todos por las visitas al blog, por sus +1 y por los comentarios recibidos tanto en las publicaciones como los enviados desde la pestaña de Contacto, eso es lo que me motiva a seguir escribiendo y presentando publicaciones que sean de su agrado. El día de hoy le daré continuidad a la guía de supervivencia para la primera cita, en la publicación anterior di algunos cuantos consejos acerca de lo que se debe hacer antes de la cita, ahora estaré mencionando lo que se debe hacer durante la misma.

Sin importar en donde sea que hayan acordado ir, existe una serie de cosas que siempre debes tomar en cuenta para que la cita vaya por un buen camino, estas son solamente unas cuantas cuestiones básicas.

Normas generales a cumplir durante la cita

  • Mantén la calma, muchas personas llegan a dejarse dominar por los nervios, pero solo es cuestión de respirar, relajarse y decirse a si mismo “¿Qué es lo peor que podría pasar?… Que todo vaya de mal en peor, que todo lo que podría salir mal salga mal, que le des un nuevo significado a la palabra “desastre” y que al final te quedes en absoluta soledad… y que además debido a la cita termines siendo el responsable de la tercera guerra mundial…”; así que como puedes ver, no hay razones para tener nervios.
  • Trata de evitar los silencios incómodos durante la cita, o al menos intenta mantenerlos al mínimo, sin embargo, tampoco trates de forzar una conversación ni digas simplemente lo primero que se te venga a la cabeza.
  • Actúa con naturalidad, no trates de actuar como alguien que no eres, más temprano que tarde descubrirán como eres realmente así que nada ganas con fingir, evita por ejemplo tratar de convencer a la otra persona acerca de que eres un agente en una misión secreta para salvar el mundo de una organización criminal liderada por un sujeto que tiene un gato blanco de mascota, aparte de que descubrirán tu intento de engaño, también podrías recibir una demanda por plagio del argumento de una película con derechos de autor.
  • No veas tu reloj cada pocos segundos, eso dará a entender que tienes prisa por irte, muchas personas lo hacen de manera inconsciente así que debes tener cuidado de no hacerlo y prestar atención a tus movimientos.
  • Durante la cita recuerda dejar que la otra persona también hable, al fin y al cabo, es una conversación y no  un monólogo en el que solamente tu hablas durante tres horas,

Pero esas son solamente las normas generales, aparte de esas, también existen varias cosas a tomar en cuenta dependiendo de cada situación en la que te encuentres, mencionaré varios casos específicos.

En caso de cena

  • Procura mantener un buen comportamiento de etiqueta, no importa si eres capaz de usar los cubiertos como si fueran dardos, esa no es razón para que demuestres tus habilidades con un tenedor.
  • Recuerda que es una cena y no una competencia de comida, dudo que alguien quiera ver como acabas con un plato de comida en menos de dos minutos.
  • Fingir amnesia a la hora de la cuenta nunca funcionará sin importa lo mucho que lo intentes o que tan buen actor seas.
  • Elije un lugar apropiado para ir a cenar, todo dependerá del tipo de cita que desees, puede ser desde un lugar elegante, hasta un puesto de comida rápida, lo importante es escoger un lugar en el que ambos se sientan a gusto.
  • No pidas platos que nunca antes hayas probado, una primera cita no es momento de tratar de aparentar ser un conocedor de comidas exóticas cuando la verdad es que jamás en tu vida habías escuchado de ellas, esto podría dar como resultado que termines con una intoxicación masiva.
  • Si quieres impresionar y decides que serás tu quien preparará la cena, asegúrate de que la persona a la que invitas no sufre de ninguna alergia a determinado alimento. Y también debes saber cocinar antes de invitar a la otra persona, no creas que todo será solo cuestión de seguir una receta al pie de la letra, sin práctica puedes terminar preparando algo incomible o quemando media casa en el intento.
  • Siguiendo con el punto anterior, tampoco compres una cena en algún lugar cercano para luego quedarte con el crédito, esos planes por lo general no terminan bien.

En caso de ir al cine

  • Recuerda la norma básica de hablar en voz baja, no querrás que te expulsen a los cinco minutos de haber comenzado la película.
  • No importa si de casualidad ya viste la película, nadie quiere escucharte hablar acerca de lo que le sucederá a cada personaje ni acerca de los giros inesperados y mucho menos de la manera en la que la película acabará.
  • No lleves tu propia comida escondida en una bolsa; para el cine tienes dos opciones: o compras allá, o mejor no comas nada, no importa lo hábil que seas para esconder tres costillas asadas, una hamburguesa doble, tres raciones de papas fritas y una gaseosa mediana en una bolsa escondida dentro de tu chaqueta.
  • Si es una película de terror, no grites intencionalmente durante una escena de suspenso solo para ver la reacción de los demás al ser asustados, podrías conseguir en solo cuestión de segundos a varios enemigos y quizás la persona con quien tenías la cita llegue a pedir una orden de restricción en contra tuya

En caso de baile

  • Al menos asegúrate de saber bailar, no puedes esperar hasta el último momento para decir que jamás en tu vida has bailado.
  • No improvises pasos de bailes, si lo haces cosas malas podrían ocurrir, desde quedar lesionado y no poder caminar por un par de días, hasta correr el riesgo de que alguien quede con traumas leves al verte bailar y luego tengas que pagarle la cuenta de su terapeuta para no arriesgarte a recibir una demanda por daños y perjuicios.
  • También debes asegurarte de que la persona a la que invitas sabe bailar, si tienes dudas acerca de eso, puedes preguntarle directamente.
  • Recuerda que existen lugares dedicados a específicos tipos de baile, ten eso en cuenta a la hora de elegir uno de esos lugares.

Como pueden ver, existen varias cosas a considerar en cada caso, es importante tenerlas siempre en cuenta para evitar que tu cita se vuelva legendaria por las razones equivocadas, y dicho esto solo me queda despedirme por ahora y mencionar que aún quedan varias publicaciones más en camino en homenaje a este mes de Febrero, tengan un buen día y recuerden que si deciden ser ustedes quienes preparen la cena para la cita y nunca antes lo han hecho, tengan siempre un extintor de incendios cerca… solo por si acaso.

¡Hasta luego!

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

3 Respuestas

  1. Anonymous 6 febrero, 2014 / 10:47

    ja ja ja….
    esas ideas de la comida están geniales!! digo…. cierto no vale hacer trampa….
    y por si hay silencios incómodos….
    una sonrisa no estaría mal…. 😉

    • Quijote 6 febrero, 2014 / 14:46

      ¡Gracias! 😀
      Si, las trampas por lo general son descubiertas o terminan mal.
      ¡Excelente consejo! gracias por decirlo, la verdad es que una sonrisa en esos momentos ayuda que ambas personas se relajen y hace que sea más fácil proseguir con la conversación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *