La cita

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook5Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

Ahí está ella, la mujer más asombrosa y hermosa que él ha visto en su vida, la ama con intensidad y desea invitarla a una cita, el plan es ir al cine para luego ir a una cena en el restaurante más romántico de la ciudad.

Sonríe tratando de ocultar sus nervios, ella le regresa la sonrisa y esa es una excelente señal, inicia la conversación hablando acerca del clima y las ocupaciones diarias, quizás esos temas no lo vuelvan el alma de las fiestas, pero al menos así puede ganar unos momentos mientras se arma de valor.

Ha llegado el momento de la verdad, respira profundo para luego preguntarle:

—¿Te gustaría ir conmigo al cine y a cenar? Ya sabes, que tengamos una cita.

Ya no había marcha atrás, ahora sólo quedaba esperar por su respuesta.

Ella empieza a reír y lo abraza con cariño por el cuello mientras lo besa en los labios.

—Mi amor —dice ella luego de haberlo besado—, siempre me haces reír, diez años ya de casados y aún te sigues poniendo nervioso para invitarme a salir.

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook5Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

24 Respuestas

  1. ZOAN 14 enero, 2015 / 9:10

    Muy dulce, que siga sintiendo la ternura y el nerviosismo de la primera cita, luego de años de estar juntos. ¡Un abrazo!

    • Felipe Rodríguez 14 enero, 2015 / 20:47

      Si, hay sentimientos tan fuertes que ni el paso del tiempo puede cambiar.
      ¡Saludos!

  2. Ana Lía Rodríguez nsk 14 enero, 2015 / 10:49

    Ohhh!!! Muy dulce. Muy bueno Felipe. Un abrazo

    • Felipe Rodríguez 14 enero, 2015 / 20:56

      Si, nada como seguir sintiendo los nervios de la primera cita.
      Muchas gracias
      Saludos.

  3. Ady Alonit 14 enero, 2015 / 13:01

    dulce y tiernisimooo!!! wao, yo quiero alguien así:(..disfruté de tu relato.

    • Felipe Rodríguez 14 enero, 2015 / 22:05

      ¡Muchas gracias!
      Sé que lo encontrarás algún día.
      Me alegro de saber que mi relato es disfrutado.

  4. anita 14 enero, 2015 / 14:11

    Bello!!!!
    Me encanto!!!! 🙂

  5. Sonia Le Lo 15 enero, 2015 / 6:39

    jajajaja… qué bueno!! Tiene un buen puntazo, superdisfrutado, un saludo.

  6. Mery Pérez 15 enero, 2015 / 19:08

    Saludos, qué romántico. Una señal hermosa de que el amor no ha cambiado. Muy lindo. Éxitos!

    • Felipe Rodríguez 18 enero, 2015 / 16:11

      Saludos, si, quería crear un relato que reflejara ese tipo de amor duradero.
      ¡Muchas gracias!

  7. Bettuna 15 enero, 2015 / 22:49

    AWWWWWWWWWWWWWW*W*

    • Felipe Rodríguez 16 enero, 2015 / 23:07

      Que bien que te haya gustado la historia.
      Ese es el tipo de reacciones que quería provocar ja ja ja

  8. Oscar 16 enero, 2015 / 10:13

    Tio estas amariconao…jaja es broma….es precioso.

    Por cierto decirle a ADY que si quiere alguien asi, quiza, no se yo, tu que opinas…

    Bueno hoy prefiero no comentar nada que estoy muy graciosillo, ademas me he puesto tierno.

    • Felipe Rodríguez 16 enero, 2015 / 23:06

      Hasta los más valientes y fuertes guerreros tenemos nuestro corazoncito ja ja ja
      Abría que ver, ahí queda en dependencia de ella decidir si te da una oportunidad.
      Ok, hay veces que es mejor no correr riesgos ja ja ja

  9. Paola 17 enero, 2015 / 11:52

    Muy original, dime donde los venden que voy a por uno ahora mismo! Saludos

    • Felipe Rodríguez 18 enero, 2015 / 22:16

      Gracias.
      Ja ja ja Pues no conozco ninguna tienda en donde los vendan pero te avisaré si lo descubro.
      Saludos.

  10. Erika Martin 18 enero, 2015 / 18:10

    realmente bonito, tierno y romántico, Felipe, saludos

  11. María Diz 22 enero, 2015 / 11:03

    Un relato lleno de ternura. Un abrazo

    • Felipe Rodríguez 25 enero, 2015 / 20:55

      Muchas gracias.
      Que bien, disfruté mucho de escribir el micro relato.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *