La experiencia

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook4Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

—Ahí estaba, un sudor frío me cubría, levanté la vista en busca de esperanza pero todos a mi alrededor estaban igual o peor que yo, tenían las miradas perdidas y estaban temerosos por tan terrible destino, enfrente nuestro estaba el causante de todo, se veía serio pero sentí que se reía por dentro. Sabía que no había escapatoria, fue una terrible experiencia, en ese lugar el tiempo mismo se detiene y puedes escuchar el llanto que no es más que un eco de tormentos pasados.

—Sigo creyendo que exageras, no pudo haber sido así de malo tu examen de contabilidad.

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook4Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

4 Respuestas

  1. Anita 18 mayo, 2015 / 7:04

    Jajjajaja
    genial Ingeniero!!
    No me esperaba ese final¡¡
    Me ha quitado de golpe el sueño¡¡¡

    • Felipe Rodríguez 18 mayo, 2015 / 21:54

      ¡Gracias!
      Ese final le da un giro a la historia, pero aún así la sigo considerando bastante aterradora ja ja ja
      Yo sigo teniendo pesadillas con algunos exámenes que he hecho.

  2. Edgar K. Yera 18 mayo, 2015 / 7:09

    Hay realidades cotidianas de puro terror, como la expuesta en este micro.
    En ese aula todos parecen volcados por un pánico muy real, espero que al menos saquen buena nota. Tu ya lo has hecho con este micro.
    Saludos, compañero.

    • Felipe Rodríguez 18 mayo, 2015 / 22:02

      Creo que el hecho de que esta es una experiencia por la que muchos hemos pasado o pasaremos la vuelve especialmente aterradora.
      Espero igual, que al menos haya valido la pena pasar por todo ese tormento.
      ¡Muchas gracias!
      Saludos amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *