La habitación vacía

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

Miró alrededor mientras se preguntaba qué era lo que estaba ocurriendo, estaba festejando con sus amigos cuando de repente sintió un leve mareo y la vista se le nubló, así que cerró los ojos con fuerza pero al abrirlos descubrió que estaba en otro sitio, en un primer momento logró ver sólo una habitación vacía y con una pobre iluminación pero al moverse un poco tropezó con algo que hasta el momento no había logrado ver, entonces volvió a quedarse quieto mientras prestaba atención a su alrededor, empezó a distinguir cosas pero todo frente a sus ojos se encontraba como fuera de lugar, su vista trataba de adaptarse y lo logró en poco tiempo.

¿Qué eran esas cosas frente a él? Algunas se movían y aunque podía hacerse una idea de lo que eran, no lograba entender cómo era posible incluso su mera existencia, esas eran sombras, las había visto cientos, miles, millones de veces, pero estas eran diferentes, estaban de pie y tenían rostros, ¿era esto una pesadilla? Nada de eso tenía el menor sentido, escuchaba ruidos extraños que logró deducir como una muestra de terror, él también deseaba poder hacer eso pero la sorpresa no le permitía emitir sonido alguno.

Empezó a moverse al azar y llegó a golpearse con algunas… cosas… seguía sin poder confirmar del todo, algunas parecían sillas, o mejor dicho, dibujos realistas de sillas, como los bocetos que solía dibujar, vio algo raro que dedujo era una mesa, seguía sin acostumbrarse del todo a esa extraña perspectiva y sin ser siquiera capaz de gritar ya que su garganta aún se negaba a responder y cuando al fin lo logró, no fue un grito lo que salió de su boca, sino una pregunta:

—¿Qué está sucediendo?

Eso fue todo lo que dijo antes de volver a desaparecer.

***

Todos se encontraban asustados, algo insólito había ocurrido durante clases, durante aproximadamente un minuto se materializó una silueta que cambiaba levemente de forma cada vez que se movía y que emitía destellos, aquellas personas que la vieron con demasiada fijeza terminaron con una jaqueca fuerte (debido al sobre esfuerzo que era para sus cerebros tratar de visualizar a una figura que eran incapaces de comprender), como un dato curioso, justo antes de desaparecer emitió agudos sonidos imposibles de entender, nunca se llegó a una correcta explicación de este suceso pero la mayoría de los expertos acordó que había sido un leve caso de delirio colectivo.

***

Una criatura de dos dimensiones no es capaz de visualizar por completo a una de tres dimensiones, lo mismo nos sucedería a nosotros al tratar de visualizar a alguien de cuatro dimensiones.

Un objeto de tres dimensiones proyectará una sombra de dos dimensiones, un objeto de cuatro dimensiones proyectará una sombre de tres dimensiones.

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

4 Respuestas

  1. anita 11 abril, 2016 / 15:03

    Excelente….
    algo rara pero me gusto!!!

    • Felipe Rodríguez 11 abril, 2016 / 21:33

      Ya me conoces, de ves en cuando me gusta variar los estilos para medir mis límites 😉

  2. Mirta 24 abril, 2016 / 6:50

    Me encanto! La teoría es que, una criatura de dos dimensiones no es capaz de visualizar por completo a una de tres dimensiones hmmm, creo que todo es posible! Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *