La leyenda de los seres

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

¡Hola lectores!

¿Qué tal todo? Con respecto a mi, he estado bien, un poco ocupado debido a que estoy a punto de finalizar un proyecto que me ha tomado varios meses, pero ya estoy cerca de ver el resultado de mi esfuerzo y eso me causa bastante satisfacción.

¿Saben? He estado revisando el filtro de mi blog y sigo encontrándome con mensajes del tipo spam, por cierto, el 90% escrito en mandarín, siguen sin ocasionarme problemas ya que me toma menos de cinco segundos eliminarlos todos, pero me inspiraron a crear una historia.

Hace años se hicieron conocidas esas historias de terror narradas en primera persona en la que se mencionaba un hecho fuera de lo común, aunque se volvieron populares las que incluían series o videojuegos, las habían de todas las temáticas. Recordando eso fue que decidí crear mi propia historia, tomando como base de partida los mensajes spam, pero yo le daré un toque distinto, quiero crearla de humor y con mucha locura, al fin y al cabo, por algo es que este blog se llama Contagiando locuras, como una pequeña nota, la historia la escribí en primera persona para hacerla parecida a aquellas que leí hace ya tanto tiempo, pero quiero dejar claro que no soy el personaje del relato, ententerán por qué deseo dejar esto aclarado una vez que empiecen a leer. Y sin más que agregar por ahora, los invito a pasar a la emocionante e intrigante leyenda.

La leyenda de los seres

Oh si, lo recuerdo bien, esa época en la que vivía sin preocupaciones, todo empezó hace tiempo, para ese entonces yo era un escritor carismático, ingenioso, talentoso, conversador, divertido, valiente, generoso,  pero sobre todo, muy humilde (sé que soy perfecto pero no voy por ahí haciendo alardes).

Mi blog daba sus primeros pasos y me iba bastante bien, recibía visitas regulares y comentarios de mis lectores, todo iba cada vez mejor, para ese entonces yo ni siquiera sospechaba acerca de los terribles sucesos que estaban a punto de sucederme.

Todo empezó una tormentosa noche de luna llena, ahí estaba yo, sentado frente a mi pc y entrando en mi blog, ansioso por crear  contenido que me acercara más a mi meta de dominación mundia… *cof* … disculpen, digo… a mi meta de presentarles siempre contenido nuevo y de calidad, cuando vi un extraño mensaje que llamó de inmediato mi atención, estaba escrito en un extraño lenguaje que no entendía, pero por suerte logré descifrarlo gracias al mejor traductor que pude comprar en esos momentos, lo que decía era lo siguiente:

«Hola, mi ser feliz, por eso gracias que programa encontrado mi tener gratis todo, maravilloso sándwich de pollo, tu también puedes tener, sólo visita aquí: ».

Si…, quizás debí haber invertido en un mejor traductor…

Pero bien, al final del mensaje, aparecía un enlace, yo inocentemente hice clic y al instante fue dirigido a una web.

He visto muchas cosas en mi vida, he recorrido el mundo un par de veces y me creí preparado para lo que sea, pero lo que encontré en ese sitio, fue algo que nunca creí llegar a ver, algo que me hizo reconsiderar todo lo que había pasado hasta ahora y que me hizo comprender que siempre quedan cosas capaz de asombrarnos.

Frente a mi vi una promoción estupenda, una computadora del año gratis, y lo único que debía hacer para tenerla era dar todos mis datos personales y financieros, ¿cómo resistirme a algo así? Además el sitio mencionaba que la promoción era única para mí ya que era el visitante número 9,999,999 pero sólo por tiempo limitado, así que no perdí ni un segundo y lo aproveché.

Pobre de mí, al hacerlo había dado inicio a los sucesos que diré a continuación…

Todo empezó al día siguiente, recibí una notificación de que habían aparecido compras extrañas hechas con mi tarjeta, claro que me extrañó, yo no gasté $152 en una tienda de pelucas ni $300 para inscribirme en una academia de ballet ni tampoco $25 por un libro con los mejores chistes del año.

También me aparecieron algunas notificaciones de que había hecho varias compras al crédito, desde un televisor de 42 pulgadas, hasta unos muebles y varios teléfonos celulares.

De inmediato supe lo que había pasado, claro, no soy ningún despistado y la respuesta era más que obvia: Algún ser de otro planeta o dimensión había robado mi identidad por medio de alguna técnica desconocida y ahora empezaba su plan para imitarme y hacerse pasar por mi para luego llevarme a su planeta en donde me obligarían a hacer trabajo forzado en una mina.

¿Qué podría hacer ante algo así? No tenía idea, estaba nervioso y cualquier sonido extraño me hacía correr, una vez casi me desmayo cuando escuché el timbre de mi celular, ya no podía resistir tanto suspenso así que decidí tomar medidas drásticas, pensé en varias opciones pero ninguna me parecía buena. Cual fue mi sorpresa cuando revisando de nuevo los comentarios del blog, ahí encontré otro mensaje extraño, nuevamente con un enlace al final, esta vez me llevó a la página de un detective privado que ofrecía la solución a cualquier problema que uno pudiera tener.

Le hice una vídeo-llamada para explicarle mi problema, una vez le conté mi hipótesis, el detective sufrió de un ataque de risa, luego de que se le pasó me explicó que fue debido a que había recordado un chiste que le contaron hace muchos años, lo cual me pareció bastante lógico, ¿por qué otra razón se reiría tan de repente?

Me dijo de yo estaba en lo cierto, que los responsables eran seres de otra dimensión que me habían elegido como su objetivo y que se habían apoderado de mi pc, me detalló lo malvados que ellos eran y que su líder era alguien llamado Pánfilo Napomuceno Espiridión, luego me explicó que ni cambiando de computadora se solucionaría el problema, pero que él tenía un plan y que lo haría incluso a riesgo de su vida, y lo único que pedía a cambio era un  pequeño pago simbólico de sólo $350, así que le envié el pago y una vez que él lo recibió empezó a reirse mientras me señalaba con el dedo, no sé, quizás era su peculiar manera de despedirse.

A partir de ese momento no volví a saber nada de él, lo llamé en algunas ocasiones pero jamás respondió de nuevo mis llamadas, asumí que el detective tuvo un terrible final al intentar luchar con tan temibles enemigos, de seguro actuó en todo momento de manera heroica, su noble gesto no debe ser olvidado.

Seguía teniendo el mismo problema, ¿cómo evitar que me enviaran a una mina en algún planeta lejano? No quería terminar en un sitio frío, en donde los rayos del sol casi no llegan y lo que es peor, posiblemente sin wi-fi, sólo de pensarlo empiezo a sudar y a ver doble.

Si tan sólo hubiera algún objeto que me permitiera defenderme, fue entonces cuando otro mensaje extraño me dio la respuesta, esta vez fui dirigido a un sitio que ofrecía música y programas para librarme de virus, en ese momento supe que esa era la solución, ¡claro! ¿Cómo no pude haberlo pensado antes? Con algo así de seguro eliminaría a los malvados seres inter-dimensionales.

La página en cuestión me decía que sólo debía descargar un archivo totalmente confiable y luego abrirlo, con eso ya tendría toda la protección necesaria para cualquier problema que surgiera en el futuro, así que con entusiasmo procedí a seguir esas instrucciones, me llamó la atención el archivo, se llamaba Yaselacre Yó, supuse que estaba escrito en otro idioma y que su traducción sería algo así como Programa protector.

¡Malvados seres! Sabían mis planes, en cuando instalé el archivo totalmente confiable que descargué de la página, la computadora se volvió lenta, me aparecieron varios programas que no había instalado y por último, la pantalla explotó de repente. De seguro ellos fueron los responsables de todo eso, querían impedir que instalara el programa que acabaría con sus planes.

Y aquí estoy ahora, escribiendo desde un cibercafé, me mantengo con un perfil bajo por si los seres siguen tras de mí, necesito advertirles a todos ustedes acerca de los riesgos de ser el objetivo de ellos, no se confíen, nunca se sabe cuando se decidirán a atacar.

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

4 Respuestas

  1. any 2 febrero, 2015 / 14:06

    jajajajajaja……Ay Ingeniero….
    pareciera mentira…. pero hay tantas cosas similares en el internet
    que da miedo presionar cualquier cosa sin sospechar que de malo habrá….
    sobre todo si como yo, no saben mucho de eso….
    gracias!!! y muy divertida su publi!!!!

    • Felipe Rodríguez 2 febrero, 2015 / 22:14

      Así es, ante tantas cosas uno debe ser precavido o terminará siendo atacado por seres de otra dimensión ja ja ja 😉
      ¡Gracias a ti por tu comentario!

  2. Carmen 4 febrero, 2015 / 9:19

    Jejeje, quizá esos seres extraterrestres desconozcan un nuevo sistema informático que te voy a revelar en confianza. Se llama (memoriza el nombre y luego destruye este mensaje TOP SECRET) ‘Pardillo Tú’. Infalible, oye.
    Saludos, Felipe.
    Yo también anduve un poco perdida pero vuelvo a la rutina…

    • Felipe Rodríguez 4 febrero, 2015 / 22:49

      Ja ja ja
      Infalible definitivamente, esos seres no saben lo que les espera. (ya me memoricé el nombre y eliminé toda evidencia)
      Saludos.
      Que bien, y es que luego de algo de inactividad a uno le hace falta publicar en el blog ja ja ja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *