La montaña de leyenda

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook4Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

El viaje había sido agotador, por más de una vez estuvo tentado a regresar a su hogar, pero entonces recordaba las advertencias que le habían dicho sus amigos acerca de ir a esa montaña, ya podía imaginarse a todos ellos diciéndole: “Te lo dije” y eso era algo que no podía soportar.

Las advertencias eran principalmente a causa de la leyenda que rodeaba el sitio, se decía que durante cientos de años nadie había ido hasta allá debido a que los ancianos de aquel tiempo contaban historias acerca de místicas criaturas que habitaban el lugar pero él siempre respondía que no eran más que mitos.

Ahora el viaje estaba a punto de llegar a su fin, se sentía orgulloso de sí mismo y reía con ganas, pero es entonces cuando se ve rodeado por un grupo de extrañas criaturas que lo ven fijamente sin decir palabra.

No lo lastimaron, pero le dejaron en claro que si volvía ya no le permitirían irse, mientras corre cuesta abajo, se siente desolado y lo que más le duele es saber que los demás se burlarían de él, ya se imaginaba a todos esos ogros diciéndole “¿Ya ves que si existían los humanos?”

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook4Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

18 Respuestas

  1. Julia C. 6 marzo, 2015 / 3:34

    Qué bueno, Felipe, nunca me hubiera imaginado ese cambio de papeles que haces al final de tu relato!! Humanos que atemorizan a los ogros, gran fantasía la tuya. Me ha gustado mucho 🙂

    Un abrazo y mucha suerte en el concurso!!

    • Felipe Rodríguez 6 marzo, 2015 / 21:50

      Si, quería darle un giro sorpresivo al final.
      ¡Muchas gracias!
      ¡Saludos y gracias por tus buenos deseos!

  2. Paola 6 marzo, 2015 / 11:32

    Un final inesperado y divertido. Suerte!

    • Felipe Rodríguez 6 marzo, 2015 / 21:51

      Si, lo que demuestra que a veces las leyendas pueden ser ciertas.
      ¡Muchas gracias!

  3. Sonia Le Lo 6 marzo, 2015 / 15:49

    jajaja… a mi también me asustan los humanos Felipe… y no me lo dijeron…. 😉
    Me gusta el enfoque, un saludo!!

  4. Ana Lía Rodríguez 6 marzo, 2015 / 17:40

    XD, ¡como las madres! “Te lo dije”. Muy bueno Felipe, un abrazo

  5. Alejandro Dos S. 7 marzo, 2015 / 0:03

    Me gustó, Felipe. Me trae a la mente la cada vez más correcta frase “todos le temen a algo”. Un saludo 🙂

    • Felipe Rodríguez 10 marzo, 2015 / 14:20

      ¡Gracias!
      Muy cierto, ni siquiera los ogros se escapan de los temores ja ja ja
      Saludos 😀

  6. María Diz 7 marzo, 2015 / 19:07

    Giro inesperado,jajaja. Muy buen micro.
    Un saludo.

  7. anita 11 marzo, 2015 / 17:59

    Pobres criaturas!!!
    y quien no se asusta con un humano???
    me encanto Ingeniero!!!
    Gracias!!!!

  8. Erika Martin 9 mayo, 2015 / 16:03

    Qué final más sorprendente, Felipe. Me ha encantado.
    Muy buen fin de semana, besos

    • Felipe Rodríguez 9 mayo, 2015 / 20:40

      ¡Muchas gracias! Es que quería darle un final inesperado y me alegro de haberlo logrado ja ja ja
      Buen fin de semana para ti también.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *