Las indirectas

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone
¡Hola lectores!

¿Qué tal les ha ido? ¿Alguna novedad que quieran compartir? Con respecto a mi, he estado bastante bien, algo nostálgico revisando publicaciones antiguas como por ejemplo la de ¿Se acaba de ir el internet? y otras parecidas, riéndome y pasándola bien, además de terminar los preparativos para mañana.

Con respecto al tema de este día, hablaré acerca de algo que estoy seguro que muchos de nosotros hemos escuchado: las indirectas. ¿Qué son las indirectas? ¿Qué tan sutiles pueden ser? ¿Reaccionamos todos de la misma manera? Te invito a seguir leyendo para saberlo.

Hay personas que en algún punto de sus vidas, han usado una que otra indirecta, ya sea debido a que no quieren ser demasiados obvios, para evitar lastimar demasiado los sentimientos ajenos o quizás porque el tema a tratar les causa algo de nerviosismo. Por el otro lado están aquellas personas que han recibido esas indirectas y en este punto puedo asegurar que todos hemos estado en esta situación al menos una vez.

¿Qué son las indirectas?

Pues en resumen, son esas frases o acciones que se dicen o hacen de tal forma que parecieran como si nunca las hubieras dicho o hecho a pesar de que en realidad si las dijiste o hiciste… ¡Explicación más sencilla imposible!

Y algunos pueden decir: “¿Acciones? ¿A qué te refieres con ello?”, bueno, lo que ocurre es que aunque bien es cierto que estas son principalmente frases, también es posible lanzar indirectas con tus acciones, las cuales pueden ser:

Expresiones y sonidos: sonrisas, suspiros, gruñidos, cara malhumorada, cruzarse de brazos o ver hacia arriba mientras se pone cara de “estoy a punto de quemar algo”.

La colocación de objetos o poner canciones específicas: enfrente de esa persona empezar a leer libros del tipo “Como librarse de visitas no deseadas”, usar un editor de imagen para crear fotos falsas de ti y esa persona caminando por la playa tomados por la mano, subirle el volumen a la radio cuando pasan canciones del tipo “Te amo en secreto” o del tipo “Vete ya” si estás en su lista negra.

Sutilezas de las indirectas

No todas las indirectas son iguales ni tienen los mismos efectos, estas pueden llegar a tener una amplia gama de sutilezas según que tan desesperada esté esa persona en hacerte entender sus intenciones.

Hay de varios tipos, por ejemplo, están aquellas que son en extremo sutiles:

  1. Que linda sonrisa tienes.
  2. Ya tenemos algún tiempo saliendo juntos ¿no crees?
  3. No entiendo por qué hay gente que insiste en venir.
  4. ¿Te acuerdas de tu amigo Juan? Fíjate que ya consigió un empleo.
  5. Es increíble, las casas están a precios muy accesibles.

 

casa
photo credit: ξωαŋ ThΦt (slowly back…) via photopin cc

También están las frases que son algo más directas aunque no mucho:

  1. ¿Sabes? Me encanta cada minuto que pasamos.
  2. Es curioso, ayer soñé que me proponías matrimonio.
  3. ¿Has pensado en mudarte a China o a algún otro país lejano?
  4. ¿Aún no te han llamado de ninguna entrevista de trabajo?
  5. ¿Sabes? No hay nada como tener tu propia casa, es una experiencia gratificante.

Y ya en el otro extremo,están aquellas frases que se pasan de directas:

  1. ¡Te amo!
  2. Casémonos en este instante.
  3. No te soporto y estoy a un paso de pedir una orden de restricción en tu contra.
  4. ¡Consigue un empleo!
  5. ¡Fuera de mi casa!

Maneras en las que reaccionamos

“Cada persona es un mundo” dice una frase bastante conocida, y eso es algo muy cierto, la verdad es que cada persona puede llegar a reaccionar de una determinada manera ante cada circunstancia, y el recibir indirectas no es la excepción a esta regla.

Hay personas que las entienden todas a la perfección (aunque no siempre se hacen las entendidas) mientras que otras no entienden del todo las indirectas y que por tanto, son inmunes a ellas.

Una vez captadas, tenemos varias opciones:

  1. Hacer como si no las captamos y esperar a que esa persona no pase a métodos más directos.
  2. Tomar acciones inmediatas que van desde empezar a buscar un empleo, hasta empezar una relación romántica o alejarte de aquella persona que en cualquier momento podría lanzarte lo primero que tenga a mano.
  3. Llegar a un acuerdo con la otra persona de tal manera que ambos se vean beneficiados.

Como pueden ver, hay muchas maneras de usar las indirectas así como su grado de sutileza, con respecto a las opciones para reaccionar al recibir una, aunque hay algunas cuantas, si me permiten dar mi opinión, les sugiero que usen la opción 2 o 3 ya que con la primera corren el riesgo de que ese sea solo el inicio del fin y antes de que uno se dé cuenta, ya está amarrado a una palmera en alguna isla desierta.

Y dicho esto, solo me queda despedirme, desearles a todos un excelente día y recuerden siempre que si una persona se pone de mal humor cada vez que te ve, lanza comentarios al azar diciendo que hay personas a las que no soporta, se niega a ayudarte en lo que necesitas y constantemente intenta lanzarte cosas… quizás no le simpatices…

¡Hasta luego!

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

5 Respuestas

  1. Óscar Sánchez 15 noviembre, 2014 / 7:16

    Como siempre buen trabajo….En el proximo puedes incluir….

    Escusas baratas.
    Mentiras piadosas increscendo por momentos.
    Cuando estas casado, y cuando no.
    Motivos por los que aguantarias a tu amigo pesado.

    Un saludo Felipe.

    • Felipe Rodríguez 15 noviembre, 2014 / 16:21

      ¡Muchas gracias amigo!

      Excelentes sugerencias, ya las añadí en mi listado de Próximamente y en estos días las empezaré a escribir.

      Saludos

  2. Anonymous 15 noviembre, 2014 / 20:22

    Jajajaa que genial! Pero es cierto al 100%.

    Yo capto las indirectas… aunque a veces demoro xD !!!

    • Felipe Rodríguez 15 noviembre, 2014 / 20:45

      ¡Muchas gracias!
      Ja ja ja Lo bueno es que las captas, eso te asegura que las demás personas no vayan a usar indirectas más directas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *