Los amigos durante las fiestas

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook10Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

¡Hola lectores!

¿Cómo han estado? ¿Algo que quieran contar? ¿Alguna épica aventura quizás? Con respecto a mi, he estado bastante bien, feliz de estar con la familia. En esta ocasión les hablaré acerca de algunos cuantos tipos de comportamiento que tienen los amigos durante las fiestas.

Y es que es algo bastante  interesante ver la manera en la que muchos de nosotros nos comportamos, desde los que no paran de cantar, hasta quienes tienen esa increíble capacidad de desaparecer en sólo segundos.

Así que te invito a continuar leyendo para enterarte de esta lista sobre los tipos de amigos durante las fiestas.

Tipos de amigos durante las fiestas

El conversador: Con estos tipos de amigos lo difícil es que guarden silencio aunque sea por unos minutos, te platican desde su niñez hasta sus planes futuros, pasando por lo que desayunaron ese día y un listado de las personas que le deben dinero desde la primaria.

Y si crees que una música alta logrará hacerle guardar silencio estás en un error, esta persona hablará más fuerte o si es necesario usará lenguaje de señas o incluso la telepatía.

Muchos de ellos tienen la increíble habilidad de beber agua y a la vez seguir hablando, por lo tanto tienen un potencial asombroso para volverse ventrílocuos en un futuro.

Tener habilidades para desaparecer te puede resultar útil si te vuelves loco fácilmente ante tanta plática, y para algo así están las siguientes personas en esta lista.

El que desaparece: En un momento lo ves y al siguiente se ha desaparecido sin dejar rastro alguno, ¿a donde fue? Sólo él lo sabe, se pueden hacer especulaciones dependiendo del tipo de persona que sea, las cuales pueden ir desde que está de nuevo en su casa hasta el hecho de que fue secuestrado por aliens, todo aquí es posible.

Muchas de estas personas dominan a la perfección la habilidad de desaparecer sin hacer el menor ruido y sin ser vistos por los demás, en un segundo están ahí tranquilos y sin hacer nada, y en cuando parpadeas ya no quedan señales de él.

Otros no son tan sigilosos,  se buscan una excusa para salir unos momentos y desde ese momento ya no volverás a tener noticias de él hasta uno o más días después.

El Don Juan: Su único propósito es el de usar todas sus habilidades de conquistas románticas, por regla general, en el 98% de las circunstancias este tipo de personas terminan de una de las siguientes maneras:

  • Golpeado
  • Perseguido por una o más personas furiosas
  • Con marcas de taconazos por la cara
  • Con una o más órdenes de restricción.
  • En un barco con rumbo al polo Sur (casi siempre en contra de su voluntad).
Foto del polo sur

photo credit: Ben Saunders via photopin cc

A pesar de su enorme historial de daños ocasionados por su coqueteo, no se rinde, así que su perseverancia es admirable, así que lo seguirán intentando hasta que por una de esas enormes coincidencias que sólo ocurren durante una noche de luna llena un 31 de Febrero, alguien le haga caso… o hasta que ya no tenga manera de volver del polo Sur… lo que pase primero.

El solitario: Se queda sentado o de pie y apartado de los demás, pensando en sus propios asuntos y planes, ¿cuales son las cosas que pasan por su mente? Quizás algún día lo sabremos.

Hay algunos que encuentran su inspiración en lugares con mucha gente y música, así que frecuenta las fiestas para lograr concentrarse en sus pensamientos y sin prestar atención a los demás.

También están aquellos a los que no le gustan las fiestas pero que aún así van a algunas de ellas, por lo general estas personas van a las fiestas principalmente por una de las siguientes razones:

  • Por alguna ocasión realmente especial, ya que aunque bien es cierto que preferiría estar en su casa, sabe que momentos así deben ser celebrados y recordados.
  • Por obligación, puede ser desde sutilezas por parte de los demás (frases cómo: “O nos acompañas o te rasuramos las cejas mientras duermes”) hasta un comportamiento algo más directo (ser encadenado y llevado al lugar forma parte de esta opción).

El mete pata: ¿Alguna vez has escuchado la frase “Si algo puede salir mal, saldrá mal”? Pues a estas personas eso les queda a la perfección.

Si algo puede ser roto o quemado ten por seguro que así será; si hay al menos la mínima posibilidad de que haya alguna confusión, que terminen expulsados (y quizás desterrados de por vida) del sitio o que acaben siendo los más buscados del país por culpa de un… pequeño malentendido… en el que esté involucrado un bastón, un abrigo de color azul y un boomerang fluorescente, entonces puedes tener la seguridad de que llegará a ocurrir.

Lo bueno es que con amigos así te aseguras varias historias interesantes para contarle a las futuras generaciones, claro, siempre y cuando logres mantenerte cuerdo.

El cantante: Desde rancheras hasta cumbias, estas personas cantarán de todo (ya sea que los demás lo quieran escuchar o no), la verdad es que no necesitan de demasiada motivación para empezar con su repertorio ilimitado, pero si el lugar al que van tiene un karaoke, puedes estar seguro de que no le dará la oportunidad de cantar a nadie más.

Hay personas con excelentes voces así que pasar toda la noche escuchando sus canciones puede llegar a ser muy entretenido, pero también hay otros que hacen que te deprimas sólo de escucharlos debido a lo mal que lo hacen, ellos casi nunca son invitados a las fiestas con karaoke.

Cómo puedes ver, la variedad de comportamientos es amplia y cada una de ellas es bastante interesante de ver, y claro, pueden haber personas que tengan dos o incluso más de esas personalidades combinadas.

Estas son solamente algunos de los comportamientos que se pueden ver durante las fiestas, así que la próxima vez que salgas con algunos de tus amigos, fíjate en cual de las opciones clasifican y de paso piensa en cual de ellas clasificas.  ¿Tienes amigos que se comporten de alguna de esta manera? ¿Hubo algún comportamiento que haya pasado por alto y que te gustaría que agregara en alguna segunda parte? Me encantaría saber tu opinión.

Y dicho esto, solo me queda despedirme por ahora, desearles a todos un día excelente día y recordarles que si durante las próximas fiestas ves a tus amigos desaparecer en segundos, cantar por horas (dejando a algunos sordos durante el proceso) o siendo perseguidos por una multitud enfurecida, entonces sonríe y alégrate de tener amigos así.

¡Hasta luego!

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook10Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

5 Respuestas

  1. Davias 25 diciembre, 2014 / 22:28

    Definitivamente esos son de los mejores amigos, nunca te aburres xD

    • Felipe Rodríguez 26 diciembre, 2014 / 18:57

      ¡Cierto! Y con cada fiesta consigues historias excelentes para contar en un futuro ja ja ja

  2. anita 28 diciembre, 2014 / 14:24

    Jajajajajajaa
    divertido!!!!!
    Nunca falta la variedad de amigos
    Te faltaron los fresas, siempre quejandose de lo sucio, de lo aburrido, de lo pobre y naco de la fiesta.. pero siempre van….
    y los intelectuales…. te acercas a ellos y hablan de política, vuelves a pasar y hablan de la caída de la bolsa….. da miedo hasta verlos!!!

    • Felipe Rodríguez 28 diciembre, 2014 / 23:10

      ¡Gracias!
      Esa variedad es lo que vuelve más divertidas las fiestas ja ja ja
      ¡Gracias, los incluiré en la segunda parte de la publicación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *