Los fantasmas de navidades pasadas

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+5Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

¡Hola lectores!

En esta publicación estaré hablando acerca de la conocida historia de Ebenezer Scrooge y los tres fantasmas de las navidades, aún si no han leído el libro (me incluyo entre esas personas) estoy bastante seguro que prácticamente todos nosotros sabemos de qué trata la historia gracias a las numerosas películas y especiales televisivos que aparecen cada año para estas fechas.

Existen muchas versiones ya que en muchas películas y series le hacen varias modificaciones y cambian detalles de su historia y personalidad, en esta publicación estaré hablando de Scrooge como aparece en la mayoría de versiones clásicas.

La historia trata acerca de un sujeto bastante avaro y malhumorado que nunca se casó y pasa sus días explotando a su empleado (por suerte no en un sentido literal) y atesorando cada centavo que consigue mientras critica a aquellos que despilfarran el dinero.

Este es su comportamiento habitual durante la mayor parte del año, pero entonces llega la época navideña y es entonces cuando realmente se pone furioso y no se la piensa dos veces para gritarle a cualquier persona que se atreva a desearle una feliz navidad o a cualquier que cante villancicos o que solicite dinero para los pobres.

También rechaza de inmediato cualquier invitación para pasar las navidades con alguien, aunque como es de esperarse, las únicas invitaciones que recibe son de su sobrino, que no se da por vencido para hacerlo enojar en cada oportunidad posible compartir el espíritu navideño con su tío.

La vida de Scrooge sería siempre igual, pero una noche es avisado de que será visitado por tres fantasmas debido a que necesita cambiar su forma de ser, este mensaje es dado por su socio el cual murió hace poco, no negaré que es una excelente forma de asegurarse de que tu mensaje llame la atención, pero me pregunto qué habría pasado si algo así le hubiera causado un triple infarto masivo.

Una vez dado el aviso, de uno en uno van apareciendo los esperados tres fantasmas.

Fantasma de las navidades pasadas

Scrooge se prepara para dormir cuando de repente aparece el fantasma de las navidades pasadas, como su nombre lo indica, su propósito es el de demostrarle su pasado, pero solamente durante las épocas navideñas, se puede apreciar que antes era un niño solitario, para luego pasar a ser un joven alegre que estaba comprometido, pero luego cancela su boda debido a que prefiere el trabajo antes que el amor, es a partir de ese momento que su vida empieza a tomar el rumbo hacia su situación actual.

Fantasma de las navidades presentes

Una vez terminada esa visión y luego de unos instantes, aparece el siguiente fantasma en la lista, este fantasma se encarga de mostrarle lo que opinan de él las demás personas, se puede ver a su sobrino e invitados conversando y haciendo broma del malhumor de Scrooge, ya que nada demuestra mejor el espíritu navideño que hablar del prójimo a sus espaldas. Además pueden ver a la familia del empleado de Scrooge, notan que tiene un hijo pequeño que es bastante generoso y considerado con los demás, sin embargo el niño aparentemente tiene una enfermedad.

Fantasma de las navidades futuras

Aún falta el último fantasma, una enorme figura vestida de negro con mano de huesos, cuya misión es demostrarle cómo será el futuro si no cambia su forma de ser, le muestra un futuro en el que el sobrino de su empleo ya no sigue con vida debido a una enfermedad no especificada, o quizás si la mencionan pero en estos momentos no lo recuerdo.

También puede ver como las personas hablan acerca de la muerte reciente de una persona muy avara y egoísta, a quien nada extrañará y cuyos bienes ahora serán repartidos entre todos, Scrooge le pregunta al fantasma acerca de quién es el sujeto del que hablan, como podrán imaginarse, el fantasma le demuestra que estaban hablando de él y entonces Scrooge le pregunta que si eso es lo que va a pasar o que si eso puede cambiar si él cambia su manera de ser.

Justo en ese instante se despierta y descubre que aún está a tiempo de cambiar, muy emocionado se asoma a la ventana y le pregunta a un niño acerca de la fecha de ese día esperando con ansias de que sea la mañana de navidad.

Aquí tengo una duda, ¿por qué era tan importante que fuera navidad? ¿Qué hubiera pasado si el niño le hubiera dicho que era el día siguiente de la navidad? ¿Acaso Scrooge hubiera dicho algo como “Oh bueno, ya es tarde así que empezaré a ser bueno a partir de la próxima navidad”? La verdad es que esas son preguntas que harán pensar a más de alguna persona.

Soy de los que creen que si una persona quiere ser buena, que lo sea todo el año, claro, a partir de ese día se da a entender que Scrooge fue generoso y amistoso de por vida, pero entonces queda preguntar por qué esa actitud recibe el nombre de espíritu navideño cuando lo ideal es que la actitud se mantenga a lo largo del año.

De esta obra se han hecho una gran cantidad de películas y siguen sacando nuevas de vez en cuando, y hay una razón para ello, a pesar de la pequeña crítica que hice, es una interesante historia que todos hemos visto al menos alguna vez.

Y una vez dicho esto, solo me queda despedirme por ahora, desearles un buen día y siempre recuerden estar atentos ante la aparición de cualquier fantasma navideño.

¡Hasta luego!

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+5Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

2 Respuestas

  1. Anonymous 22 Diciembre, 2013 / 20:50

    io soi como el grinch odio las navidades

    • Quijote 23 Diciembre, 2013 / 8:32

      Y estoy seguro que al igual que el grinch tendrás tus razones válidas para hacerlo, muchas gracias por comentar y ten un excelente día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *