La sonrisa

—¿Los gatos sonríen? —preguntó la pequeña niña de ojos azules mientras miraba con curiosidad a su madre.

—Claro que no —respondió la madre ante la extraña duda de su hija.

Al día siguiente la misma pregunta fue hecha y se recibió la misma respuesta, la mujer no le prestó demasiada atención ya que conocía la poderosa imaginación de la pequeña, quien acostumbraba aparecer con dudas algo extrañas, sin embargo, había algo diferente esta vez, ya que su hija parecía en verdad pensativa y preocupada acerca de los gatos y la posibilidad de la sonrisa. Quiero seguir leyendo

Retorno luego de problemas técnicos

¡Hola lectores!

¿Cómo han estado? Con respecto a mi, algo ocupado por la montaña de tareas a la que me enfrento (y a unos días de entrar en período de exámenes) y además he estado haciendo de técnico encargado ya que el blog estuvo fuera de servicio durante algunos días, lo cual me tomó por sorpresa cuando vi que no me era posible visualizar el sitio ni entrar a la web como administrador, en ese instante lo primero que me vino a la mente fue: “Conspiración”, pero haciendo mi paranoia a un lado… por ahora…, sabía que tenía que ver lo que estaba ocurriendo y la manera en la que lo resolvería, así tuviera que usar mis técnicas clásica (¿problemas técnicos? ¡Voy por mi mazo!).

Quiero seguir leyendo

Dos historias de amor

Travesía

—Crucé océanos enfurecidos con olas tan grandes que poco faltó para que el barco quedara despedazado, atravesé los más áridos desiertos, donde la sed era abundante y el agua escasa, luego llegué a las zonas frías, no importaba lo grueso de mi abrigo, mis dientes castañaban y las tormentas de nieve ponían obstáculos a cada minuto, y aún me falta mucho más de qué hablar. Mi travesía fue larga, mi vida estuvo en peligro tantas veces que llegué a perder la cuenta, pero no me arrepiento de ello, ya que vi cosas que pocos han visto, exploré el mundo y sus misterios, llegué a perder parte de mi civilización, lo que me volvió más humano, pero sobre todo, no me arrepiento porque logré cumplir mi misión y pude traer ante ti este tesoro como muestra del amor que he sentido por ti y que seguiré sintiendo hasta el fin de los tiempos —dijo él mientras le mostraba una bolsa. Quiero seguir leyendo

Reflexiones breves

Gatos y afecto

Según leí, cuando un gato frota su cabeza contra una persona u objeto es para una de tres cosas:

  • Compartir sus sensaciones de felicidad.
  • Marcar algo como de su propiedad.
  • Mostrar cariño o agradecimiento.

Así que cuando mi gata se acerca a mí y frota su cabeza en mi pantalón cada que le doy alimento supongo que es su modo de decirme: “Gracias amigo, como muestra de mi gratitud te mantendré como de mi propiedad por más tiempo”.

Quiero seguir leyendo

Participando en concursos literarios

¡Hola lectores!

¿Cómo han estado? Con respecto a mi, he estado bien, esperando que empiecen las lluvias para librarme de este calor que en más de una ocasión me ha hecho considerar entrar un rato en la nevera o irme una temporada a Alaska (lo bueno es que ahora ya tengo una idea aproximada de lo que se siente estar en un horno), además he estado leyendo bastante, la mayoría son libros relacionados con mi carrera pero aún así he estado entretenido.

Hace unos días me llegó por correo un paquete, mis suposiciones de que era un documento que me declaraba heredero de una fortuna multimillonaria fueron rápidamente descartados (igual sigo esperando, mientras no se demuestre lo contrario podría ser el nieto del primo del sobrino de la hermana de algún multimillonario), lo que venía en ese paquete era un libro que yo había enviado para participar en un concurso literario (que consistía en la creación de una novela con temática libre), y que ahora me enviaban de regreso. Quiero seguir leyendo

Sirena enamorada

Sirena enamorada

La hechicera mezclaba sus pociones en un absoluto silencio, había improvisado un laboratorio en la orilla del mar, ella ya poseía un lugar propio pero esta era una excepción, una sirena había logrado ponerse en contacto y le había ofrecido una fortuna a cambio de algo que le permitiera tener piernas y así poder casarse con su amado, quien era un humano.

El pago fue hecho y la poción entregada, pero las sirenas no son como los humanos, por tanto siempre hay una probabilidad de error o de efectos secundarios si no se presta atención a los ingredientes. Quiero seguir leyendo

Un pensamiento

Hay un universo lejano,  casi en el centro hay un planeta, su tamaño es relativamente grande y desde una perspectiva exterior se podría decir que no es el mejor en el que la vida pueda prosperar y sin embargo aún así existe, ¿por qué negar lo obvio?

Una civilización se encuentra ahí, ha desarrollado avances en casi todos los campos de la ciencia y el pensamiento,  sus progresos son mayores cada vez, en lo único en lo que no se han interesado demasiado es en los viajes espaciales ya que lo consideran como algo innecesario hasta entonces, de pronto el sol se vuelve una nova con un resplandor tan potente que es capaz de verse en las galaxias vecinas, el escape es imposible… ¿o no?

¡El prototipo! Quizás aún exista esperanza para estos seres, una pequeña oportunidad que les permita a algunos de ellos empezar desde cero, es el infinito lo que les aguarda y los peligros son tan extensos como desconocidos, pero eso será luego, primero habrá que ver si logran poner en marcha la máquina antes del inminente final, la tierra tiembla, hay caos por doquier, queda poco tiempo, quizás no lo suficiente…

—¿En qué piensas? —dice una voz que logra romper mi concentración.

—En nada —respondo mientras mentalmente recojo las cenizas de un universo colapsado.

Esa simple interrupción fue suficiente para hacerme perder el rastro de mis pensamientos, ¿y qué ocurrió con los seres? No tengo la menor idea, la mayoría de las veces los escritores no somos más que meros espectadores, incluso de aquellas cosas que ocurren en nuestra cabeza.

La habitación vacía

Miró alrededor mientras se preguntaba qué era lo que estaba ocurriendo, estaba festejando con sus amigos cuando de repente sintió un leve mareo y la vista se le nubló, así que cerró los ojos con fuerza pero al abrirlos descubrió que estaba en otro sitio, en un primer momento logró ver sólo una habitación vacía y con una pobre iluminación pero al moverse un poco tropezó con algo que hasta el momento no había logrado ver, entonces volvió a quedarse quieto mientras prestaba atención a su alrededor, empezó a distinguir cosas pero todo frente a sus ojos se encontraba como fuera de lugar, su vista trataba de adaptarse y lo logró en poco tiempo. Quiero seguir leyendo

Hermoso panorama

Bitácora, apunte 17 del tercer ciclo del año 4

¡Oh que esplendor!

Las estrellas brillan con especial intensidad esta noche y la luna deja caer sus rayos sobre esta planicie, ante la inmensidad del universo logro sentirme tan pequeño, una mota de polvo ante el infinito, cuan basta es la tierra y desde esta colina tengo una vista privilegiada, a lo lejos el lago refleja el cielo al igual que un espejo.

Me siento afortunado, cuantas cosas he visto durante este tiempo, cuantas bitácoras he llenado ya con más información de la que creí posible, cuan asombroso es el planeta en el que vivimos y cuanta diversidad de plantas y animales existen.

Me siento afortunado, sin embargo, en una noche como esta y ante la belleza del panorama que se extiende ante mí, no puedo evitar darme cuenta que existen dos cosas que lamento demasiado: Quiero seguir leyendo

Una historia verídica

¡Hola lectores!

En el mundo ocurren de vez en cuando situaciones extrañas, ejemplo de ello es lo que estoy a punto de contarles, no sé a qué se deberá, pero a lo largo de los años me he llegado a encontrar con una que otra cosa rara, como dato curioso me gustaría decirles que tanto mi abuelo como mi padre y mi tio tienen dos características en común que comparten conmigo:

  1. Han pasado por muchas experiencias interesantes que van desde lo divertido hasta lo inusual.
  2. Son narradores por excelencia, nada lograba hacerlos más felices que estar rodeados de sus familias y amigos para contar todo por lo que habían pasado, así que supongo que ya se sabe de dónde fue que heredé este gusto por las historias.

Hace ya bastante les hablé sobre mi encuentro con una rana con un detalle fuera de lo común (y sigo esperando encontrarme con otra similar), la historia que estoy a punto de contar ocurrió cuando yo asistía a clases sabatinas de inglés en una academia. Quiero seguir leyendo