Participando en concursos literarios

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

¡Hola lectores!

¿Cómo han estado? Con respecto a mi, he estado bien, esperando que empiecen las lluvias para librarme de este calor que en más de una ocasión me ha hecho considerar entrar un rato en la nevera o irme una temporada a Alaska (lo bueno es que ahora ya tengo una idea aproximada de lo que se siente estar en un horno), además he estado leyendo bastante, la mayoría son libros relacionados con mi carrera pero aún así he estado entretenido.

Hace unos días me llegó por correo un paquete, mis suposiciones de que era un documento que me declaraba heredero de una fortuna multimillonaria fueron rápidamente descartados (igual sigo esperando, mientras no se demuestre lo contrario podría ser el nieto del primo del sobrino de la hermana de algún multimillonario), lo que venía en ese paquete era un libro que yo había enviado para participar en un concurso literario (que consistía en la creación de una novela con temática libre), y que ahora me enviaban de regreso.

El concurso fue oficialmente anunciado el año pasado a mediados de marzo (creo… las fechas no son mi fuerte…) y la fecha límite de entrega era el 23 de octubre, lo que significaba que había tiempo suficiente para lograrlo, el detalle fue que yo no me enteré de ello hasta el 22 de septiembre.

Con apenas un mes para escribir una novela no estaba seguro de poder lograrlo, pero decidí que de cualquier manera lo intentaría, fueron días muy ocupados (¿dormir? ¿Qué es eso?) pero al final lo logré, lo envié justo un día antes del límite y con ello aseguré mi participación en el concurso, los resultados no se anunciaron hasta hace aproximadamente un mes, cuando los mismos aparecieron publicados.

Fue un excelente inicio, ¿gané? No, ni cerca (oh la derrota…), entonces puede que alguno de ustedes pregunten “¿Y entonces por qué fue excelente?”, muy simple mis amigos, porque ya empecé y ese es el punto, todos tenemos proyectos y metas, cualquiera que estos sean, creo que se pueden dividir en tres partes:

  1. El primer paso: El inicio de todo, cuando conviertes tus pensamientos en acciones, tus planes pueden ser excelentes pero de poco servirán si no te decides a realizar este primer paso.
  2. El recorrido: La parte más extensa y emocionante, las cosas no siempre salen según lo planeado así que muchas veces habrá que improvisar sobre la marcha, aprender de los errores y buscar la manera de mejorar cada día.
  3. La meta: El final de un recorrido y quizás el inicio de uno nuevo.

Llevo tiempo considerando participar en concursos literarios, sin embargo, hasta ahora sólo habían sido pensamientos al azar sin fecha específica, pero ahora que ya hice obra de presencia en mi primer concurso, considero que ya ha llegado el momento de seguirlo haciendo de manera regular.

Para lograr esta meta busqué una página en la que aparece un extenso listado de concursos literarios en todas sus formas y empecé a tomar nota de aquellos que lograron atraer mi atención.

¿Cuantos concursos son? Aún no tengo cifras exactas, sólo me fijé en aquellos en los que pueden participar personas de cualquier país de residencia y que no requieren de acto de presencia para la premiación (a menos que el premio en efectivo sea suficiente como para pagar los gastos de viaje y estadía en cuyo caso al menos usaría el dinero para unas pequeñas vacaciones).

Todavía me queda por revisar los detalles, fechas límites, requisitos, extensión del texto, así que algunos concursos serán descartados y quizás otros sean añadidos, pero por ahora tengo registrado 17 de ellos en los que me gustaría participar durante todo este 2016, pero este número variará con facilidad una vez que los haya revisado con más calma, incluso cuando la lista oficial esté hecho puede que no participe en todos, al fin y al cabo, tengo otras ocupaciones (según dicen los expertos, necesitamos comer y dormir para sobrevivir así que habrá que dedicar algo de tiempo a ello), además está mi blog al que no descuidaré y también necesito mis ratos de ocio que son los que impiden que me vuelva loco por completo me mantienen relajado.

Con estos concursos lo que me propongo es lo siguiente:

  • Volverme regular con mi proceso de escritura.
  • Empezar a hacer presencia como escritor.
  • Probar mi estilo en una amplia variedad de géneros.
  • Divertirme.
  • Conseguir un año productivo (incluso en el caso de que pierda en todos, aún así me aseguraré de tener una buena cantidad de escritos que podré publicar por mi cuenta o guardar para un posible uso futuro).
  • Disfrutar de la emoción de la competencia, aquellos que me conocen desde hace un tiempo sabrán que soy algo competitivo y que pocas veces rechazo la oportunidad de poner a prueba mis habilidades.
  • Apoderarme del mundo.
  • Conseguir historias interesantes que compartir con familia y amigos.
  • Tener una excusa para no separarme de la pc.

Así que a partir de mañana inicia mi preparación, el primer envío consistirá en un relato de 3000 palabras y tengo hasta el día 25 de este mes, así que no hay prisa pero no me quiero confiar para evitar trabajar bajo presión (por lo general lo hago bien, pero no quiero terminar escribiendo casi hasta la medianoche ya que el desvelo junto con el estrés ocasiona que termine teniendo conversaciones filosóficas con las paredes), así que deséenme suerte, mientras tanto, los mantendré al tanto de toda esta experiencia.

Mis amigos, que el reto inicie.

¡Hasta luego!

Sígueme

Felipe Rodríguez

Ingeniero, lector, escritor, consejero en mis ratos libres y siempre en busca de aprender nuevas cosas relacionadas al mundo de los blogs.
Sígueme

Latest posts by Felipe Rodríguez (see all)

¿Me ayudas a compartir?Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone

8 Respuestas

  1. María 2 mayo, 2016 / 1:31

    Genial, a mí me encanta presentarme a concursos. Y lo hago siempre que puedo. Aunque no todo lo que debería. Como bien dices es una buena manera para afianzar la escritura. Y aunque no ganemos, siempre estamos ahí y dejamos nuestro nombre por donde vamos.
    Un abrazo.

    • Felipe Rodríguez 7 mayo, 2016 / 22:24

      Excelente, es una buena práctica.
      Eso es lo mejor, que vamos dejando señales por los concursos por donde pasamos y pues siempre es divertido dar el mayor esfuerzo y esperar resultar ganador ja ja ja.
      Un abrazo.

  2. ERNESTO PEÑA PAÉZ 2 mayo, 2016 / 7:01

    “Por mi parte yo felicito a a aquellos que se dan el trabajo de escribir para participar en los tantos concursos literarios que existen, algunos de mucho prestigio, pues de allí han salido muchos grandes escritores, además es un medio para darse a conocer, pero en mi caso, soy reacio a participar en ellos, pues pienso que me limitan en mi creatividad, ya sea por los mismos límites o acotaciones que ponen como requisitos o por los plazos que hay que cumplir. A mi me gusta ponerme a escribir, sin pensar en cual va a ser la extensión de mi obra, la temática la tengo a medias establecida, pero dejo que sea mi inspiración la que vaya fluyendo libremente sin ninguna clase de condiciones ¡Bueno! Ese es mi método, puede que de esa forma nunca llegue a ser alguien conocido en el mundo editorial, pero al menos, quedo satisfecho conmigo mismo y si a mis posibles lectores les gusta lo que escribo. ..Pues, mejor que mejor” Tito Fabio.

    • Felipe Rodríguez 8 mayo, 2016 / 20:02

      ¡Muchas gracias! Así es, también considero que los concursos pueden traer excelentes oportunidades.
      Te comprendo, nada mejor que escribir sin limitaciones y dejar que la inspiración vuele a su completo antojo.
      Con respecto a los concursos, yo me los tomo como un reto ya que debo adaptarme a ciertos límites que ponen a prueba mis habilidades.
      Excelente método, creo que eso es lo importante, que tu mismo quedes satisfecho con lo que escribas.
      Saludos.

  3. Conxita Casamitjana 15 mayo, 2016 / 14:09

    Me ha parecido muy interesante ese ponerse a prueba uno mismo, me ha recordado que yo también hice algo similar. Vi un concurso, de una temática que no toco y el plazo y me lancé, evidentemente no he ganado, el concurso, porque gané a mi modo de ver en demostrarme que podía hacerlo y que se trataba de seguir haciendo aquello que me gusta y me hace feliz. Ahora participo poco en concursos, porque no tengo tiempo ni muchas ganas, pero sé que puedo hacerlo y ese es mi mejor premio, saber que lucho por aquello en lo que creo,.
    Mucha suerte en tus participaciones.
    Saludos

    • Felipe Rodríguez 16 julio, 2016 / 20:10

      Eso es justo lo que yo busco, demostrarme a mí mismo que soy capaz de lograr crear un escrito capaz de adaptarse a determinados requisitos y de participar en un concurso, eso ya es de por sí toda una victoria.
      Lo que pasa es que 24 horas al día es muy poco.
      Muchas gracias.
      Saludos.

  4. Anita 21 mayo, 2016 / 13:02

    Le deseo todo el éxito del mundo Ingeniero en todas y cada una de sus participaciones… gane o no… como dijeron antes de mi… dejara su huella y tomara experiencia.
    Un abrazote mi querido Ingeniero!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *