Reflexiones en tiempo de ocio 2

Spam, primero era en mandarín y ahora me viene en ruso, me gustaría saber qué dice, si me dieran una moneda por cada mensaje de esos que me llega ya tendría mi propio jacuzzi y un sombrero de copa.

Y he seguido inactivo en mi querido blog, ¿la causa? En primer lugar un bloqueo creativo semejante al nudo gordiano, y en este caso no cabe resolverlo con la espada, principalmente debido a que dudo que la laptop resista algo así, aunque podría intentarlo en un futuro cercano, como dicen, ante medidas desesperadas, cualquier opción es válida, sin embargo, espero no llegar a esos extremos.

Pero el bloqueo no es la única causa, aunque sí la más poderosa, la verdad es que sigo lleno de ocupaciones que procuran consumir hasta mi último minuto disponible, claro, con una buena organización y eliminando una que otra cosa esto podría solucionarse, el detalle es que por más increíble que parezca, no soy muy organizado y para algunas cosas mi constancia no es muy buena que digamos, lo que ocasiona que mis resultados sean similares a los de un zombie practicando la oratoria.

¿Significa eso que soy un completo desastre? Es posible…, sin embargo, eso no me detendrá de seguir adelante con mi blog, es más, en este mes me propongo un reto, si para el 31 de mayo no logro terminar cinco publicaciones, me comprometo a realizar 100 abdominales, 100 lagartijas y 100 sentadillas… el mismo día. así que aquí inicia el conteo regresivo, ¿saldré victorioso? Muy pronto lo sabremos.

Es cierto que dije que no me gusta escribir bajo presión, y lo mantengo, sin embargo, a veces la única manera de eliminar un bloqueo literario es esforzándote en escribir y confiar en que eso volverá a activar tu creatividad, además, no se puede negar que saber la cantidad de ejercicios que deberás hacer en caso de fallar es una excelente motivación.

Así que esperen verme más seguido en el blog.

¡Hasta luego!

Reflexiones en tiempo de ocio

Y aquí estoy, al fin con unos momentos con el blog, perfecta oportunidad para realizar unas cuantas reflexiones; ahora que lo pienso hace ya algún tiempo que no publico, creo que la última vez que lo hice use papel y pluma y luego envié mi escrito por medio de cuervos mensajeros, claro que me gustaría ser más constante con mis publicaciones, pero ¿qué hacer? Una parte de mí sigue negándose a escribir sin antes escuchar a la musa, «No pienso mover un dedo si no estoy inspirado, ¡esto es una huelga!» me dice, ¿y quien soy yo para negarme? Al fin y al cabo, si bien es cierto que a veces puede ser irritante, no puedo negar que es gracias a esa parte de mí que al final logro plasmar ese toque único en mis escritos.

Tampoco vayan a creer que los días que no publico es debido a que me la paso haciendo nada (bueno, sí es eso… pero no quiero que se lo crean…), por lo general esos momentos los dedico a escribir otras cosas, la clave es que no pase ni un día sin al menos haber escrito uno o dos párrafos; un dato curioso, a diferencia del blog no tengo problemas para avanzar con otros escritos distintos, ahora que lo analizo debo admitir que no tengo idea de a qué se deba esto (el loco tiene razones que la razón no entiende).

Además cuando pienso que por fin podré escribir un poco en el blog, resulta que aparece de pronto un proyecto que me aleja de nuevo (proyectos, proyectos everywhere); ¿por qué el día no puede tener un par de horas más? Estoy seguro que a más de alguno le sería útil, me incluyo entre ellos.

Sin embargo, soy persistente y no dejaré que se me aparte demasiado tiempo del blog, estaré de regreso, así deba tomarme unas vacaciones, encerrarme en casa y no salir durante toda una semana (de cualquier forma la luz solar está sobrevalorada últimamente…).

Así que no se preocupen mis amigos, que aunque estas reflexiones fueron algo breves, no será la última vez que escuchen de mí, lograré volver a ponerme al día con mis publicaciones, como diría el exterminador: «Volveré»

¡Hasta luego!

Iniciando el 2017

¡Hola lectores!

¡Feliz año nuevo! Que todos sus propósitos de año nuevo resulten exitosos y que este 2017

Puede que se estén preguntando la razón por la que digo todo esto cuando ya estamos casi a finales de enero, pues bien, la respuesta es simple: mientras hacía mis investigaciones en el laboratorio, un vórtice en el espacio-tiempo fue abierto y así fue como terminé en una serie de situaciones que definitivamente incluiré en mi autobiografía.

Pero ya hablando en serio, me ha sido imposible conectarme debido a las visitas que recibí y a que en enero se debe hacer inventario obligatorio del negocio, pero ya he recuperado el dominio de la computadora y además ya he quedado libre de ocupaciones, por lo que anuncio mi regreso al blog y aprovecho para desmentir los rumores de que había desaparecido luego de ser atacado por el monstruo del lago Ness.

La publicación de hoy es breve ya que la intención era sólo la de informar acerca de que sigo vivo, pero desde esta otra semana tengo planeado ponerme al día con mis escritos.

¡Hasta luego!

Aniversario y otras fechas especiales

¡Hola lectores!

¡Otro aniversario más con el blog! ¡Otro año más en el que me doy el gusto de compartir mis locuras en este mi querido blog! ¡Qué bien que se siente escribir!

Estuve pensando sobre la publicación especial que podría crear hoy y decidí hacer una de mis guías de supervivencia, llenas de consejos, opciones y con resultados garantizados casi siempre (es decir, el 1% de las veces, con un índice de error del 1%)

¿Y de qué hablaré el día de hoy? Bueno, ya que el blog está de aniversario y eso significa una fecha importante a recordar, decidí hablar justamente sobre ello, sobre aquel aniversario, reunión o compromiso que tarde o tempramo todos corremos el riesgo de olvidar, ¿y si se te olvida la fecha? ¿Y si no sabes qué hacer para ese día especial? ¿Y si súbitamente eres atacado por un ninja? Todas esas preguntas serán respondidas el día de hoy

Quiero seguir leyendo

Noviembre con el pie derecho

¡Hola lectores!

¡Cuanto tiempo! Y que gusto estar de vuelta al blog, como siempre han sido días ocupados pero ahora que ya estamos en noviembre y que precisamente es el mes en el que el blog cumple un nuevo aniversario, pues he decidido aprovechar este mes para varias publicaciones especiales:

  • Hay muchas personas que me han preguntado cuando terminaré las historias por capítulos que llevo pendiente desde hace un tiempo, es por ello que es para mi un enorme placer decirles que ya tengo los borradores listos y que antes de que noviembre haya concluido ya estarán publicadas en su totalidad.
  • Habrá una publicación especial el día 15, una guía de supervivencia.
  • Noviembre también será el inicio de una nueva historia por capítulos que he estado planeando desde hace bastante pero que no había querido iniciar hasta haber acabado con las historias pendientes, prometo ser más regular en este caso con los capítulos para tratar de publicar sólo cuando los planetas se alinean.
  • Una posible sorpresa que estoy preparando y que mantendré en secreto unos pocos días más para terminar con los detalles y además porque me encanta el misterio.

Así que sin más que decir por ahora, me despido, pero mañana mismo habrá otra nueva publicación, un nuevo capítulo acerca de las desventuras de cierto extraterrestre

¡Hasta luego!

Petición

¡Musa vuelve a mí! Sé que dije que podías tomarte unas vacaciones todo pagado a donde quisieras mientras terminaban los exámenes, y sé que justo después de eso mi disco duro se dañó y me quedé sin pc algunos cuantos días, y sé que cuanto al fin se le agregó un nuevo disco duro (larga y terrible espera…) tuve que dedicarle algunos días a mi computadora para volver a instalar los programas básicos, pero es que la espera se está tornando larga y si continúo en estado de inactividad absoluta volverán las sospechas de que he quedado atrapado en alguna isla desierta con sólo una piedra llamada Godofredo como mi único acompañante, o que quizás durante alguna excursión a los Himalayas me encontré con una tribu de Yetis que decidieron adoptarme como uno de ellos debido a mi crecida barba que por lo general uso para guardar mis cosas (nota personal, quizás sea momento de rasurarme) o que quizás alguna fruta o vegetal mutante del espacio exterior invadió mi casa y me tiene prisionero y lo que es peor aun, sin siquiera darme conexión a internet.

Además que si no escribo de nuevo con regularidad no podré terminar todos aquellos relatos que aun están pendientes y ya es sólo cuestión de tiempo antes de que las multitudes empiecen a perseguirme con antorchas y tridentes, y quizás haya quien piense que ya debería de haberme acostumbrado tomando en cuenta que es ya la décima vez que algo así me ocurre, pero lo que no sabe es que estas multitudes empiezan a ejercitarse por las mañanas y un día de estos me van a alcanzar (nota personal, debo comprar un auto…); así que musa, regresa y ayúdame a inspirarme con tu presencia para seguir escribiendo en este tan querido blog que dentro de poco cumplirá un año más, por cierto, ¿me ayudas también a planear alguna publicación especial para esa fecha?

Así que aquí me quedo, en espera de tu regreso.

Patreon y planes

¡Hola lectores!

Disculpen que haya estado inactivo durante estos días, en mi defensa diré que fue por una excelente y lógica razón: amnesia… y además estuve enfermo, culpa de esos virus que andan en el aire y que insisten en mantenerme en reposo casi absoluto (como si no pudiera hacerlo sin ayuda…), lo bueno es que en opinión del médico ya estoy en perfecto estado de salud y listo para seguir escribiendo.

Opinión del médico

Creo que pediré una segunda opinión…

Quiero seguir leyendo

Sobre blogs e ilustraciones

¡Hola lectores!

Como les comenté en una de mis últimas publicaciones, el día de hoy les hablaré sobre las ilustraciones en el blog, ¿son necesarias? ¿Qué opciones tienen los bloggers que están empezando? ¿Cuales son los pro y los contra de cada opción? ¿Cuantas locuras seré capaz de escribir en esta publicación? Estas y más preguntas serán respondidas el día de hoy, así que los invito a seguir leyendo.

Quiero seguir leyendo

Retorno luego de problemas técnicos

¡Hola lectores!

¿Cómo han estado? Con respecto a mi, algo ocupado por la montaña de tareas a la que me enfrento (y a unos días de entrar en período de exámenes) y además he estado haciendo de técnico encargado ya que el blog estuvo fuera de servicio durante algunos días, lo cual me tomó por sorpresa cuando vi que no me era posible visualizar el sitio ni entrar a la web como administrador, en ese instante lo primero que me vino a la mente fue: “Conspiración”, pero haciendo mi paranoia a un lado… por ahora…, sabía que tenía que ver lo que estaba ocurriendo y la manera en la que lo resolvería, así tuviera que usar mis técnicas clásica (¿problemas técnicos? ¡Voy por mi mazo!).

Quiero seguir leyendo

¡No más!

¡No, no y más no! ¿Cómo es posible esta ausencia tan larga en mi querido blog y por sobre todo en mis estimados y fieles lectores, ¿que digo mis lectores? ¡Mis amigos!

Sí, es cierto, unas vacaciones todos las necesitamos, son esos descansos los que evitan que terminemos a las tres de la madrugada hablando en lenguas extrañas o conversando con nuestra calceta izquierda sobre el clima o las vacaciones (ya si lo que se quiere es hablar de literatura o música, para eso está la calceta derecha); por tanto, un descanso siempre viene bien y se agradece, pero es que una cosa es un descanso y otra muy distinta es el exilio.

Considero que ya he descansado más que suficiente, ya me liberé de mis problemas, recuperé energía y hasta aproveché para ponerme en paz con el universo, ya mi inspiración no tiene de qué quejarse, por el contrario, ya se encuentra con ansias por ponerse en marcha, por crear historias y publicaciones de todo tipo, ¿qué gracia tiene saber escribir si no vas a darle un uso? ¿Qué gracia tiene poseer una gran imaginación si no vas a crear mundos de la nada? ¿Qué gracia tiene que no te hayan capturado los del manicomio (aunque admiro la persistencia de esos sujetos) si no compartes tus locuras con tus amigos?

Así que aquí ponga ya un punto y final a este exilio, a estas vacaciones que se han extendido demasiado, he vuelto a mi blog, a escribir cada semana sí o sí, a volver a darme gusto hablando de cuanta cosa pase por mi cabeza, con regularidad pero no por presión ni obligación, sino porque para mí eso es un verdadero placer, fue por ello que empecé a escribir y es por ello que quiero seguirlo haciendo hasta que los cerdos aprendan a volar o hasta que pueda comprender las clases de química (es más probable que lo de los cerdos ocurra primero, tengo más probabilidades de aprender Mandarín que de entenderle a la química).

Hay un detalle, he decidido algo así como un método semi infalible para asegurar esta regularidad, no debido a que esté preocupado de otro exilio, sino debido a que se me ocurrió de repente y he decidido seguir mis instintos, he notado que hay blogs que por ejemplo si no publican al menos una vez a la semana pierden cinco dólares, yo por mi parte haré algo más: si en una semana no publico al menos una vez, correré cinco kilómetros y haré cien sentadillas y cien abdominales, o me vuelvo constante con las publicaciones… o me vuelvo físico culturista… o me ingresan de emergencia al hospital, lo que suceda primero mis amigos.

Entre mi lista de prioridades siguen estando las historias inconclusas que ya merecen una digna continuación, además aproveché estas vacaciones para pensar en temas y situaciones con las que creo muchos de nosotros nos sentiremos identificados.

Gracias por la paciencia que me han tenido durante esta ausencia, por sus comentarios y por sus visitas ya que sin ellas nada de lo que escribo tendría un propósito, seguiré manteniendo este tono de charla casual del que siempre he disfrutado ya que cuando me siento frente al teclado es precisamente para ello, para tener una conversación amistosa con ustedes, no son necesarias formalidades ni reglas estrictas de etiqueta entre amigos, si quieren opinar, sugerir algo o comentar sobre lo que cenaron ayer la sección de comentarios está a su completa disposición.

Este escritor acaba de volver a casa y ha vuelto para quedarse.

¡Hasta luego!